Hay expertos que creen que los recursos, materiales y contenidos de audio ya son cosa del pasado, al menos en lo que a publicidad se refiere. Lo cierto es que, fuera de lo que digan algunos agentes, este tipo de experiencias son todavía valiosas para individuos y marcas. No solo es mucho más fácil de consumir que un texto simple y básico. Y contrario a las imágenes y el video, no limita excesivamente la concentración y puede ser consumido mientras se realizan otras actividades. Así pues, se trata de una herramienta todavía valiosa, según las necesidades de cada organización.

Pero si se quiere utilizar este recurso en el entorno digital, se necesita  poder guardar y acceder fácilmente a cada contenido. Y entre más especializada la solución, mejor. En este sentido, destaca la herramienta Audiopal. Se trata de un simple repositorio de audio en línea. A través de esta página, se pueden producir y subir cualquier recurso de sonido directamente a internet. Y, después, incrustarlo en páginas web, mandar por mensaje o utilizar en campañas comerciales.

La facilidad de guardar audio en la nube

Hay varias maneras en que los usuarios pueden utilizar esta herramienta. En primera instancia, está la opción telefónica. Basta con marcar un número telefónico y marcar una clave para que el sitio se conecte directamente con las personas y empiece a registrar el audio. Si bien hay un número para llamadas internacionales, esta alternativa se recomienda principalmente a individuos en Estados Unidos y Canadá.

Pero si no se quiere utilizar la opción telefónica, hay otras formas de aprovechar el software. Tiene un traductor de texto-a-voz, que permite crear mensajes de hasta 600 caracteres. Lo que resalta de esta opción es que hay varias voces, con géneros y acentos distintos, para personalizar cada recurso. Y para quienes prefieren algo en el momento, se puede seleccionar la alternativa de usar el micrófono para grabar al instante. Asimismo, existe la opción de subir un archivo MP3 propio.

Una vez que la plataforma procesa el audio, los usuarios podrán escuchar el mensaje una vez más antes que sea recolectado en los repositorios del servicio. Si están satisfechos con el resultado, se creará un enlace desde donde se puede acceder en línea al contenido. Éste se enviará directo al correo de la persona, sin registro o costo alguno. Precisamente esta apertura de uso es lo que hace a esta herramienta en línea un buen aditamento para cualquier profesional.