La cultura en línea es radicalmente distinta a las costumbres y tradiciones que se observan comúnmente en el “mundo real”. Un buen ejemplo son los memes. Aunque estos elementos ya son parte de la vida diaria, tienen características muy distintivas de la sociedad digital. Y así hay varios elementos y fenómenos que surgieron casi exclusivamente como consecuencia de la interacción en línea. Uno de los más antiguos, útiles y comunes es el uso de un avatar.

Dichos personajes funcionan como parte de la identidad de los usuarios en línea. Por esta razón, para muchos usuarios es muy importante crear figuras que representen adecuadamente la personalidad y tono que quieren transmitir al resto de la comunidad. En este sentido, Avatar Maker es una herramienta muy útil. Se trata de un sitio web que permite a las personas diseñar un retrato virtual que sirva para complementar su perfil en cualquier plataforma que necesiten.

Un avatar para cualquier situación

El sitio es gratuito y tiene varias opciones para personalizar al avatar. De inicio, tiene una función para generar un aspecto aleatorio. Esta característica es perfecta para explorar rápidamente los estilos disponibles o para que las personas a quienes no les interesan los detalles puedan crear diseños únicos. La página también tiene integración con Gravatar y permite compartir los resultados en redes sociales o descargarlos en múltiples formatos.

Sobre las herramientas de personalización, puede modificar prácticamente cada elemento del avatar. Hay varios colores de piel a escoger, así como una función RGB para utilizar un tono específico. En lo que se refiere al rostro, se puede elegir la forma de cara, boca, nariz y orejas. También hay decenas de estilos de ojos, iris y pestañas, así como la opción de agregar lentes. El cabello y vello facial igualmente se pueden modificar, tanto en estilo como en color.

Otros elementos que pueden cambiarse son prendas y fondo del avatar, para personalizar aún más al personaje. La herramienta también permite modificar orientación, zoom y encuadre del retrato, para hacer más clara la diferencia entre modelos. Hoy en día estos elementos han sido reemplazados casi por completo con fotografías de perfil en redes sociales. Pero para quienes quieran algo distinto, más artístico y tradicional, esta herramienta es una gran opción.