• Banorte es una de las marcas de mayor trayectoria en el mercado bancario mexicano y un referente para hablar de este mercado.

  • Un aspecto que llama la atención del mercado bancario mexicano es el que tiene que ver con la digitalización de sus operaciones.

  • El acceso al crédito y el correcto pago de ellos es un gran indicador de la salud de las finanzas personales.

Un gran número de marcas han tomado una serie de decisiones para ayudar al consumidor y a su talento en medio de la crisis que se está viviendo por el impacto que el coronavirus ha venido registrando económica y socialmente, además del factor de salud, que es en el que más influye.

La expansión de la epidemia del coronavirus a más de 160 países nos recuerda lo correcto que es implementar decisiones que logran un efecto social y económico de gran valor, sobre todo considerando el papel que hoy en día juegan las marcas en identificarse con los consumidores.

Esto ha sido crucial para desarrollar estrategias con que las marcas asumen roles definitivos, para comprender la situación de los consumidores y a partir de esta identificación es que se construyen relaciones cada vez más valiosas.

La decisión de Banorte en medio del coronavirus

Banorte ha tomado una importante decisión en medio de la contingencia que se está viviendo en México, por el incremento de casos positivos de COVID-19 que se han venido registrando, así como el atraso laboral que ha motivado el cierre de negocios y la suspensión de empleados por culpa de la pandemia.

En medio de este fenómeno, diversas marcas han tomado una serie de decisiones que han logrado trascender su relación con el consumidor y determinado su activismo en este mercado.

Banorte es la última de las marcas en sumarse al grupo de compañías que están apoyando al consumidor en medio de la contingencia que se vive por el coronavirus y el banco está ofreciendo a las personas afectadas por la epidemia, posponer el pago de sus créditos.

La decisión del banco es sobre los créditos en plástico, hipotecarios, automotrices, de nómina, personales y PyME.

Este tipo de acciones ya ha sido implementada en otros países afectados por el coronavirus como es el caso de Estados Unidos, donde bancos como Ally Financial, Bank Of America y Citi han implementado medidas en medio de la contingencia que se vive.

Ahora lee:

El impacto del coronavirus

Primero que nada, el primer efecto negativo que tenemos que medir de la pandemia del coronavirus es en la salud de las personas.

China esparció el virus a nivel mundial en capitales europeas y de Estados unidos, siendo las primeras las más afectadas, al grado de ser consideradas como el epicentro de la epidemia hoy en día.

Entre las naciones más afectdas, según un estimado de la Universidad Johns Kopkins son Alemania, país con el mayor porcentaje de enfermos, al sumar 98 por ciento, Estados Unidos con un 84 por ciento de enfermos y Francia con un 82 por ciento.

El impacto económico del coronavirus

Una proyección muy importante realizada por el Asian Development Bank encontró que en el mejor de los casos, el impacto del coronavirus esparcido desde China en el cambio que registrará Producto Interno Bruto mundial será de 0.09 por ciento, mientras que la proyección en un escenario moderado será de menos 0.18 por ciento y en el peor de los casos será de menos 0.04 por ciento.

El impacto del coronavirus en el trabajo

La fuerza laboral enfrenta todo tipo de desafíos en medio la pandemia por coronavirus que se enfrenta en países como Japón.

Dentro de este país se advierte que el principal problema que enfrentan los empleados es que no pueden comprar cubrebocas ni desinfectantes, para usarlos en su trabajo, mientras que un 39 por ciento dijo que no quiere usar lugares públicos como el transporte o acudir al trabajo, debido al miedo de ser infectados por coronavirus, mientras que un 34 por ciento dijo que el criterio usado para cancelar eventos no era claro.