Shell se vendió a sí misma sus negocios en la Argentina (eso mismo)

Shell se desprendió en Argentina de todo el negocio de downstream: una refinería, 640 gasolineras y otros activos. Se queda con el upstream: la extracción de petróleo. La compradora es una empresa brasilera de la que Shell es dueña del 50%.

Imagen: Bigstock

La petrolera Shell confirmó este martes un acuerdo por la venta de su negocio en Argentina a la empresa Raízen. La operación se hará por US$ 950 millones. Raízen es una joint venture entre la propia Shell (50%) y Cosan (50%).

La venta incluye todo el negocio de downstream de Shell en el país: una refinería en Buenos Aires, más de 640 estaciones de servicio (gasolineras), los negocios de combustibles marítimos, combustibles de aviación, asfaltos, químicos, lubricantes, actividades de suministro y distribución en el país.

Por el contrario, no abarca el llamado upstream, que es la exploración y extracción de petróleo y gas. Específicamente, en la formación Vaca Muerta. “La compañía ve un gran potencial de crecimiento a largo plazo en los no convencionales del país”, dijo Shell en un comunicado.

Un dato importante: se seguirá usando la marca Shell a nivel local.

Intereses

YPF, la mayor petrolera de Argentina, había mostrado el año pasado interés por Shell, la segunda del país. De hecho, llegó a presentar una oferta. Pluspetrol, la tercera entre las mayores productoras de crudo del mundo y Pan American Energy también tenían la idea de comprarla.

Las ofertas de las distintas petroleras habrían sido entre los US$ 900 millones y los US$ 1.000 millones. Casi lo mismo por lo que se terminó vendiendo a Raízen.

La decisión de vender se enmarca en un contexto en el que necesita bajar su deuda, tras la compra el año pasado de BG Group, otra compañía británica con cuya fusión creó el grupo de gas natural licuado más grande del mundo.

Shell tiene alrededor del 15% del mercado en Argentina en cuanto a la participación en la venta de combustible líquidos. Está detrás de YPF, que con el 55% del share, lidera. En esa pelea por ser el escolta está también Axion (ex Esso).

El punto fuerte de Shell es su prestigio. Para el imaginario colectivo de los automovilistas argentinos, la marca tiene los mejores combustibles, aunque sean más caros.

Quién compra

Los dueños de Raízen Combustibles.

Como adelantamos, Raízen es un joint venture establecido en 2011 entre Shell Brasil Holding Offshore (50,00003%) y Cosan (49,99997%), y factura US$ 24.000 millones por año. Produce azúcar, etanol y bioenergía en Brasil, con 26 unidades y 860 mil hectáreas cultivadas. Tiene una red de más de 6.000 gasolineras, 950 tiendas Shell Select y más de 2.500 clientes B2B.