x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Será posible que la era de las agencias de publicidad como la conocemos haya acabado?. “MAD MAN vs Tongal”

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Por alguna razón en USA los programas tipo “Sitcom”, como “Hechizada” y posteriormente “Bosom Buddies” “Melrose Place” y Who´s the Boss?”, han basado sus caracteres en personajes insertados o asociados con agencias de publicidad. Por algún motivo esto parecía ser muy atractivo para los escritores y productores.

Por alguna razón en USA los programas tipo “Sitcom”, como “Hechizada” y posteriormente “Bosom Buddies” “Melrose Place” y Who´s the Boss?”, han basado sus caracteres en personajes insertados o asociados con agencias de publicidad. Por algún motivo esto parecía ser muy atractivo para los escritores y productores.

Si recuerdas, en las películas “Kramer vs Kramer”, “What Women Want”, “Big” y Mr. Mom”, las situaciones escénicas se basaban en la vida cotidiana de ejecutivos, creativos, diseñadores, asistentes, recepcionistas y clientes de famosas y súper influyentes agencias de medios muchas de ellas en NY.

Como un recordatorio de esos días, el más reciente mega-hit serial de AMC: “Mad Men”, nos transportó nostálgicamente al vórtice del acelerado y displicente mundo de los 60´s y 70´s, dentro de una multimillonaria agencia de publicidad y toda su fauna encabezada por Don Draper (personaje principal) poblada de vicios, excesos, trampas, angustias, moda y estilo de vida. Por lo menos para mí, ajeno al medio de las agencias de publicidad, esta imagen se construía y/o destruía a partir de los modelos televisivos aprendidos.

En sus albores, los Medios Masivos fueron reyes absolutistas del tiempo aire y los empresarios (ya fueran productores, brokers y/o comercializadores) sus compinches dictatoriales quedando algunas agencias como vasallos dispuestos a todo para satisfacer a un cliente caprichoso y voraz. El objetivo era dar placer a un cliente con una cartera hinchada de billetes. El reconocimiento a la creatividad de los auténticos “creativos”, colgaba peligrosamente de muchos hilos siendo uno de ellos “la buena disponibilidad” DEL CLIENTE y sus ejecutivos que, sentados en lujosa sala de juntas presenciaban inmutables, como en “Shark Tank” o “Dragons Den”, las propuestas de los desvelados expositores seguidas de largos silencios para después, como gladiadores en circo romano, recibir un “thumbs Up” o “thumbs Down” y ser despedidos de la arena entre vítores o abucheos.
Todo este imperio de naipes empezó a inclinarse a raíz de la llegada de la Internet y el BTL Marketing. Habría sin embargo, de pasar aún mucho tiempo para que este concepto cibernético fuera reconocido e investido en su real dimensión; como un conducto “per se” de promoción y publicidad antagonista de los medios masivos. Su fuerza se haría sentir con la llegada al arenero de nuevos jugadores locales menos conocidos; con productos y servicios que requerían de campañas menos amplias, más localizadas y, sobre todo, menos costosas. Con la Internet 2.0, se cerró el pacto de exterminio que podría llevar a los medios, a las agencias y al “status quo” a replantarse la manera de hacer las cosas o desaparecer.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados