Será el último Black Friday

Al parecer hemos vivido el último Black Friday, al menos en la modalidad que lo conocíamos, platicando con un grupo de futuros mercadologos les encargué que investigaran la situación económica de los Estados Unidos de Norteamérica.

El mito del surgimiento de la ventas de Black Friday son varios, unos investigadores dicen que es porque la gente de raza negra en Filadelfia marchaban un día después del Día de Acción de Gracias para realizar las compras anticipadas de Navidad, otra teoría es que las tiendas con números rojos (red) utilizaban la mercadotecnia en su favor en los años 60 para realizar preventas en sus locales antes de navidad a precios más bajos para pasar su números a negros(black) y la teoría más moderna es el uso de la mercadotecnia por los almacenes para lograr bajar sus inventarios antes de las fechas decembrinas a mediados de los 70.

En efecto, los resultados son positivos el poder adquisitivo es quizá uno de los más grandes en los últimos años, el nivel de desempleo es el más bajo tal vez de estas últimas tres décadas, los préstamos, tarjetas de crédito y líneas de crédito de las tiendas tienen meses sin intereses además de plazos amplios para las compras, entonces por qué puede ser el último Black Friday, sencillo, los minoristas no pudieron competir con los grandes almacenes por internet.

Este año el fenómeno de la mercadotecnia a través de las redes sociales fue impresionante, nunca antes visto, llegaban cupones por Facebook, Twitter, email, etc. Los compradores tenían a su alcance grandes descuentos sólo viendo su celular o abriendo su tablet o laptop.

Por primera vez, las grandes ventas y ofertas fueron exclusivas de las tiendas en línea, obteniendo un 70 por ciento del mercado, algo nunca pensando por los minoristas, no se vieron las clásicas filas afuera con casas de campaña, pleitos dentro de las tiendas por llevarse la última consola o la TV más nueva, pero sí se vio ofertas online con un cronómetro por un lado como parte de la gran mercadotecnia aplicada este año con ofertas por tiempo limitado.

No fue tan sólo un Black Friday fue una semana desde el viernes del famoso Black Friday hasta el próximo viernes aprovechando la mercadotecnia del Cyber Monday se mantendrán ofertas y descuentos, pero por supuesto sólo online.

Los minoristas estadounidenses ya no son sólo las tiendas del centro o de pequeñas plazas, son también ya tiendas especializadas que no pueden competir con los grandes almacenes como Wal-Mart, Sams, Heb, al igual que en México este fenómeno ya está alcanzado a las PYMES y tiendas familiares que tienen la mercadotecnia correcta en redes sociales, así como el poder económico de realizar campañas virtuales de grandes descuentos.

Ya se habla de que tiendas como Toys R Us, Gymboree, Payless ShoeSourcem RadioShack y Sears Holdings, propietaria de las icónicas cadenas Sears y Kmart, cierren después de finalizar este año, ya que no vendieron lo que estimaron este Black Friday.

El Black Friday como estrategia de marketing no desaparecerá pero sí la forma que lo conocemos actualmente, pasará de ser compras en lugares físicos a simplemente ser ventas por internet con tiendas abiertas las 24 horas, además de poder comprar no sólo en tiendas de USA sino de todo el mundo.