x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Será “El hombre invisible” la clave para el regreso de los monstruos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Universal Pictures quizás sea el primer estudio en haber manejado un universo fílmico, aunque sin la conciencia de ello, menos aún sin explorar del todo sus posibilidades narrativas y comerciales.
Carlos Andrés habla de Godzilla VS Kong
Carlos Andrés Mendiola es un storyteller del marketing, creador de marcas, apasionado del cine y orgulloso promotor de México. Profesor investigador del Tec de Monterrey. Coordinador del movimiento Motivos para amar a México y autor de varios libros.

Universo parecía ser la palabra clave.  

Marvel lo hace. Con el Universo Cinematográfico de Marvel los estudios comenzaron a notar cómo las narrativas transmedia, cómo la integración de filmes bajo una macro estructura narrativa, podían resultar en una herramienta clave para potencializar sus propiedades. Pero, donde Marvel ha triunfado, ni la propia Disney lo ha hecho con Star Wars, ya no digamos DC que desistió de la idea y ahora se maneja bajo un “universo extendido” donde dos versiones del Guasón, por ejemplo, pueden convivir sin mayor problema. Ello les está ofreciendo otras posibilidades. Otra historia de “terror” es la de Universal. 

Universal Pictures quizás sea el primer estudio en haber manejado un universo fílmico, aunque sin la conciencia de ello, menos aún sin explorar del todo sus posibilidades narrativas y comerciales. De los 20’s a los 50’s, el estudio se convirtió en la casa de los monstruos al producir historias sobre Drácula, Frankenstein, la Momia, el Hombre Invisible, el Hombre Lobo y la Creatura de la Laguna. Personajes de una cinta aparecieron en otra, pero más como guiños, que como estrategia. Y es que hay que entender bien qué hace especial a Marvel. Más allá de introducir personajes como Iron-Man y después darles secuelas hasta formar trilogías, tetralogías o sagas, Marvel ha construido un entramado que permite introducir un personaje en una cinta, para luego darle su propia película como hicieron con Black Panther, Spider-Man y Capitana Marvel, y más adelante incluirlos a todos en otra, llámese “Capitan América: Guerra Civil” o más aún “Avengers: Endgame”. Con ello, cada película no sólo ofrece una aventura de principio a fin, sino una pieza en una historia mucho mayor (como un rompecabezas), ocasionando interés en ver de nuevo cintas previas, pero, además, la posibilidad de presentar y desarrollar personajes e historias mucho más complejas (como capítulos de una serie), creando un mecanismo donde una entrega ayuda a la próxima y lo cual se ha visto reflejado en taquilla. Tanto “Black Panther” como “Capitana Marvel” superaron el billón de dólares en taquilla, cifra que antes hubiera sido difícil de imaginar que podrían conseguir personajes que no eran tan conocidos a nivel popular, ya no digamos “Endgame” que hoy es la película más taquillera de la historia. 

Ante tales posibilidades, Universal fijó sus ojos en los monstruos, uno de sus mayores distintivos y se dio a la tarea de traerlos al nuevo milenio. El plan era crear un Dark Universe o Universo Obscuro, donde cada monstruo tendría su propio filme para luego aparecer juntos o en distintas combinaciones en otras entregas. El primer intento lo hicieron con “Drácula: la historia jamás contada” en 2014. El resultado no fue malo, pero tampoco el esperado. En 2017, se lanzó “La momia” con intenciones de ser el lanzamiento formal; Tom Cruise protagonizó, pero la película fracasó. Con un presupuesto de casi 200 millones de dólares, hizo poco más de 400, que quizás puedan verse como el doble, pero en realidad no lo son pues el presupuesto sólo incluye costos de producción y no de promoción que, para un filme de dicho tamaño, debieron alcanzar muy probablemente una cifra de tres dígitos (jamás lo sabremos, es información que los estudios prefieren reservarse). Con un presupuesto así, la expectativa era rondar el billón. En crítica tampoco le fue mejor. En el meta sitio Rotten Tomatoes tiene un 16%. Como resultado los planes del universo se detuvieron y ello incluyó detener el desarrollo de filmes sobre “El hombre lobo”, “La Creatura de la Laguna Negra”, “El fantasma de la ópera”, “La novia de Frankenstein” y “El jorobado de Notre Dame”; entre otros actores, ya se había mencionado a Johnny Depp, Angelina Jolie, Russel Crowe y Javier Bardem, incluso hubo sesión de fotos y “toda la cosa”.

El regreso de “los monstruos” se da con “El hombre invisible” y ya dejando de lado de la idea del universo fílmico. En su lugar, Universal ha declarado que se dará prioridad a desarrollar proyectos individuales, que podrían resultar en secuelas e incluso en filmes conectados, pero sin ese diseño o pretensión de inicio. Además de ello, el estudio ha reclutado a guionistas y directores con voz propia y se ha sumado a la tendencia donde más allá de ser una aventura o una película de terror, el enfoque está en la resonancia social actual que la propuesta narrativa pueda tener. Por ejemplo, en “El hombre invisible”, la protagonista es una mujer (Elizabeth Moss de “The Handmaid’s Tale”) que sufre la amenaza invisible de su ex, haciendo con ello una metáfora del maltrato. Además de ello, se ha ajustado el presupuesto. “El hombre invisible” costó 7 millones de dólares; sitios especializados como Box Office Mojo estimaron que mínimo haría (en EE.UU.) 20 millones de dólares su primer fin de semana, cifra que fue superada pues superó los 29 millones de dólares y recaudó otros 20 en mercados internacionales. Con una calificación de B+ en CinemaScore (una evaluación alta para un filme de género) y un 90% en RottenTomatoes, las proyecciones sugieren que fácilmente superará (sólo en EE.UU.) los 100 en taquilla global.

Este nuevo acercamiento de Universal, reenfoca toda la estrategia, centrándola en la historia-personaje/monstruo, reduciendo presupuestos e incluyendo figuras conocidas, como Moss, aunque quizás, no estrellas. Es más un “despacio que voy de prisa” que un “echar toda la carne al asador” donde “El hombre invisible” se vislumbra, aunque suene irónico, como una buena forma de dar pasos mucho más sólidos y visibilizar un futuro monstruoso, en el mejor sentido de la palabra. 

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados