Selena Gómez volvió a lanzar una campaña para Pantene hablando español y su acción se convirtió en una oportunidad clave para la marca en el mercado latinoamericano.

“¿Cabello fuerte y puntas perfectas? ¡Claro! Uso Pantene (…) porque fuerza es belleza”, logra decir la actriz en una campaña que vuelve a repetir el éxito que tuvo en 2016, cuando con una simple frase que pronunció en español, la marca se convirtió en una enorme tendencia dentro de redes.

En esa ocasión, Gómez aseguraba que la secadora y tenazas dañaban el cabello, por lo que necesitaba más que un acondicionador, logrando crear una enorme tendencia, sobre todo porque fue muy claro el uso de una voz de doblaje que completó palabras que posiblemente no pudo pronunciar la actriz.

Ambas campañas nos recuerdan cifras en las que se advierte que dentro de mercados como el de Estados Unidos, la inversión que se ha hecho en publicidad dirigida al nicho hispano, ha llegado a alcanzar los siete mil 207 millones de dólares dentro de medios como el televisivo y con base en cifras consultadas a Nielsen, Advertising Age, Kantar Media y Latino Print Network.

Otras plataformas como Experian advirtieron que para ese año, el 37.2 por ciento de los hispanos entrevistados dentro de Estados Unidos, dijo que cuando escuchaba a una compañía anunciarse en idioma español, los hacía sentir que esa marca respetaba su herencia cultural, mientras que el 32 por ciento aseguraba que esta estrategia de marketing les permitía recordar o poner mayor atención a los productos anunciados en español.

Entre las campañas que apuestan por el español como estrategia creativa encontramos a firmas como Target, que en 2015 lanzó una serie de piezas bajo el concepto de #SinTraducción, concepto con el que se dirigió al consumidor hispano en español, como una forma que no solo facilitaba la comunicación, también buscaba mayor empatía hacia la marca.