Sector privado ejerce presión para evitar un nuevo gasolinazo

Car refueling on petrol station. Fuel pump at station. Man pumping gasoline fuel in car at gas station.

Después de que las movilizaciones en la Ciudad de México y algunos puntos del país retornaran por el posible anuncio de un nuevo gasolinazo del 8 por ciento en la primera semana de febrero, el comisionado presidente de la Comisión Reguladora de Energía (CRE), Guillermo García Alcocer, aseguró que “hay condiciones para que no haya un nuevo gasolinazo”.

Durante una entrevista con Grupo Fórmula, el funcionario señaló que el tipo de cambio no se ha movido, todo lo contrario, “ha habido una ligera disminución esta semana”, aunado a que el precio del petróleo está experimentado una disminución.

De acuerdo con el calendario de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en la semana del 4 al 11 de febrero entrarían en vigor los nuevos incrementos a la gasolina, sin embargo, el titular de la dependencia, José Antonio Meade Kuribeña, ya analizan “diversas alternativas” para evitar un nuevo gasolinazo.

Según Meade Kuribeña, sostuvo una reunión con ingenieros petroleros para hacer un análisis sobre la no aplicación del gasolinazo programado para esta semana.

En una entrevista con El Universal, el economista en jefe de Scotiabank México, Mario Correa, “si las autoridades perciben que los precios del petróleo han bajado y que el tipo de cambio puede regresar a niveles más bajos, la presión sobre las finanzas públicas será menor, y no habrá necesidad de movilizar los precios de las gasolinas”.

Asimismo, el titular de la unidad de política de ingresos de la SHCP, Rodrigo Barros, precisó que “están acoplando información sobre variables que incidan en el precio doméstico de las gasolinas, por lo que no habrá determinación sobre la cotización del combustible”.

Mientras tanto, la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco) presentó seis nuevas denuncias penales esta semana contra gasolineras que se negaron a ser verificadas, por lo que se presume que no vendían litros de a litro.