Sampling: lo que el mercadólogo debe saber acerca de este concepto

Sampling: lo que el mercadólogo debe saber acerca de este concepto
Vía: Bigstock

¿Qué es el sampling?

Los beneficios de mostrar productos y familiarizar a los consumidores con un determinado artículo es una de las mejores apuestas de una marca. El objetivo es hacer que un cliente pueda realizar una compra debido al conocimiento que tiene sobre una firma. Eso es el sampling.

De acuerdo con una definición de Zorraquino, el sampling consiste en una práctica donde se hace una distribución de muestras de producto, o se ofrece probar un servicio por determinado periodo de tiempo, con antes del lanzamiento oficial, con el objetivo de captar a nuevos clientes.

Esa es la “magia” detrás del mito del sampling. Generalmente, llevar a cabo estrategias de este tipo es con el fin de introducir nuevos productos en el mercado, aunque también es una práctica útil para lanzar artículos “difíciles de vender”, o que la tendencia de utilidad está a punto de expirar.

Sampling, ¿el verdadero “rey” del marketing?

Por su capacidad de ser efectivo al momento de dar a conocer una marca  al menos un producto nuevo y desconocido, es considerado como una de las tácticas de marketing más aptas para llegar al consumidor, ya que tendrá la oportunidad de probarlo de forma gratuita y lo tomará como una oportunidad que no puede rechazar con facilidad.

Además, cuenta con un elevado ratio de conversión, puesto que permite que los potenciales clientes tengan la posibilidad de probar un producto de manera extensa, llegan a un público muy amplio en un reducido espacio de tiempo. Por ese motivo, cuando se trata de exposición de eventos/servicios, puede ser el mejor aliado de una marca.

Finalmente, supone una inversión más rentable que otro tipo de promociones, porque su acción de distribución y demostración hace que las pruebas de productos se realicen de forma promocional, al tiempo que es absolutamente gratuita. Es una técnica muy extendida, sobre todo en la industria de cosméticos, que han aprovechado su facilidad de adaptación al convertirlo en un recurso habitual entre sus clientes.

Sampling, en números

Una encuesta de Progressive Grocer demuestra que que para el 62 por ciento de los consumidores, el hecho de que les den productos les parece una de las acciones más importantes para demostrar su preferencia antes de comprarlo, ya que les permite conocerlo.

Cuando una marca o un producto está bien definido, potencializa los esfuerzos de las empresas para lograr un mejor desarrollo y expansión de sus negocios en los clientes.

Es por ello que uno de los requisitos del sampling es la identificación del público objetivo para segmentar y rentabilizar positivamente en los usuarios. Acercarse a los consumidores y reducir el tiempo de su preferencia hace que puedan tener mejores oportunidad para desarrollar productos y los adquiere en punto de venta.

Un estudio realizado por The Promotion Marketing Association (PMA) señaló que el Sampling se ha posicionado en los últimos meses como una de las estrategias efectivas entres las empresas, ya que el 72 por ciento de usuarios afirman que han comprado algún artículo después de haber recibido una muestra o una prueba del mismo.

Por otra parte, menos del 25 por ciento dice lo mismo después de haber visto un comercial en televisión.

El punto anterior va de la mano con un nuevo fenómeno: mientras que la eficacia de los spots tradicionales está decayendo, hay nuevas áreas de oportunidad que los canales online y offline (en puntos de venta) buscan aprovechar. Parece ser que lo tradicional ya no es tan influyente.

Finalmente, un 68 por ciento de encuestados indican que las acciones de sampling sirven mucho más en sus decisiones finales de compra, que las promociones directas. De esta manera, se considera a esta táctica como un método más controlado al momento de hacer pruebas.

Lo cierto es que probar diferentes tipos de productos que intentan llegar a competir en el mercado reduce de forma considerable el tiempo que tarda un cliente en realizar la primera compra del producto promocionado.

Sampling, en ejemplos

Aunque no es un concepto novedoso, existe un nuevo “boom” y auge por el implemento de esta estrategia en el trabajo publicitario de diferentes sectores, ya que el uso comercial de la técnica se ajusta correctamente al propósito principal del marketing: mejor conexión con los consumidores y alentar a los clientes a ser parte de una experiencia de una firma.

Descartar productos, especialmente con nuevas marcas reduce su valor inicial. Y, por lo tanto, el valor percibido de la firma también se reduce.

En cambio, cuando se lanza un producto, dejar que las personas lo prueben hace que se pueda desarrollar una herramienta poderosa. Muy ideal para que los usuarios puedan decantarse por una marca

Algunas áreas donde se utiliza más:

  • Videojuegos

Una de las industrias que ha encontrado una mejor relación con esta estrategia es la de los videojuegos. Debido a que permite a sus clientes conocer “demos” jugables de sus próximos lanzamientos y otras novedades.

  • Productos

El muestreo de productos ayuda a los consumidores a comprender mejor lo que ofrecen las firmas. Por lo tanto, aumenta la probabilidad de una compra de dicho artículo de consumo.

El 81 de usuarios que participan en promoción de productos de empresas aceptan la muestra y la compran.

  • Tiendas Pop-up

Las tiendas Pop-up son una gran forma de conseguir que los consumidores se interesen por una marca. Esto por medio de un sampling fugaz. Así se convierten en potenciales clientes.  También es esencial para poder influir en un consumidor. Así que es menos probable que participe en una activación sin una oferta de por medio.

Finalidad del sampling

¿Qué marca quiere tener un cliente que compre una sola vez? Ninguna. Lo que busca es la lealtad del cliente a largo plazo por medio de experiencia. Se está convirtiendo en una de las formas más importantes de alentar al consumidor. Sobre todo a que compren productos durante muchos años con una sola marca.