Ryanair se burla de British Airways porque “obliga” a la gente a dormir en aeropuertos

British Airways no pasó un buen fin de semana, y menos aún sus pasajeros, es que un fallo informático generó un caos operativo especialmente en los aeropuertos de Heathrow y Gatwick, en Londres.

Miles de sus clientes quedaron varados largas horas tanto el sábado como el domingo por “algunas perturbaciones en los sistemas informáticos”, según explicaron oficialmente desde la compañía. De hecho, los problemas siguen este lunes, por lo que la empresa pide que la gente sólo vaya a los aeropuertos si tiene los pasajes plenamente confirmados.

El aeropuerto de Gatwick alerta este lunes sobre los problemas de British Airways.

“En total, más de 1.000 trayectos de la compañía se vieron afectados por el problema técnico que pudo tener su origen en un fallo del suministro eléctrico”, dice El Mundo, al tiempo que aclara que British asegura que no se trata de un ciberataque. La aerolínea británica también negó las acusaciones del sindicato GMB, que culpó de lo ocurrido a la tercerización de cientos de puestos de trabajo de servicios técnicos a la India en el último año.

Para expertos consultados por Daily Mail, la falla seguirá “toda la semana” y “puede costarle a la compañía unos 170 millones de dólares.

Ryanair y su acción de marketing

En este escenario de caos para la imagen de British Airways, cuando se siguen viralizando fotos de “pasajeros varados acurrucados debajo de mantas en el suelo” (publica Reuters) y las disculpas de la empresa no son suficientes, hay alguien que lo está aprovechando: Ryanair.

Con las fotos de la gente durmiendo en los aeropuertos, la aerolínea de bajo costo aprovechó y lanzó una fuerte apuesta de marketing digital de guerrilla, tuiteando comentarios bajo el hashtag #ShouldHaveFlownRyanair (deberías haber volado por Ryanair).

Junto al hashtag, subió distintos Gifs burlándose del fallo de British Airways.

Con todo esto, las acciones del holding de aerolíneas IAG  llegaron a caer cerca de un 3 por ciento al inicio de la sesión de este lunes, hasta situarse en el entorno de los 6,80 euros, por debajo del nivel previo al Brexit.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299