Como una medida para mejorar las condiciones del aire en la Ciudad de México, a partir del siguiente año el holograma 00 sólo se entregará a vehículos nuevos con rendimiento mayor a 15 kilómetros por litro y tecnología más limpia.

La consecuencia inmediata de esta medida será que los automóviles con calcomanías 1 y 2, que actualmente representan 30 por ciento del parque vehicular, se incrementen al 50 por ciento del total de automóviles que circulan en la Zona Metropolitana del Valle de México.

El objetivo

Con esta nueva normativa, se espera reducir las concentraciones de contaminantes en 14 por ciento para partículas PM2.5, 12 por ciento para PM10 y 46 por ciento la emisión de compuestos orgánicos volátiles hacia 2024.

La iniciativa tiene todo el sentido si consideramos que México es el tercer país con el aire más tóxico del mundo, al alcanzar una calificación de 868 puntos de 999 en la escala de calidad del aire sólo por debajo de China e India, de acuerdo con el Índice de Worldwide Air Quality.

Si bien se trata de un esfuerzo por mejorar las condiciones de vida de los mexicanos -particularmente de aquellos que habitan la capital del país- lo cierto es que se trata de una medida que afectará a la industria automotriz en todo el territorio nacional, misma que desde hace algunos años ha visto sus números a la baja.

¿En qué consiste?

Para entender el problema, es justo mencionar que el holograma 00 se entregará solo a unidades nuevas que, además de tener un rendimiento mayor a 15 kilómetros por litro, debe cumplir con el estándar Tiers II, que ya se establece en la Norma Oficial Mexicana. Esta calcomanía tendrá una vigencia de dos años.

En tanto al holograma 0 será entregado a vehículos que aunque no tengan un rendimiento de 15 kilómetros por litro, cumplan los límites de emisiones, y que acrediten la prueba de SDB y emisiones.

La calcomanía 1 será para unidades con convertidor catalítico de tres vías y que acrediten prueba de emisiones, mientras que la 2 a unidades sin dicho dispositivo.

Obtener el holograma 00 que garantiza circular todos los días con pocas o nulas restricciones era una de las principales razones por las que los mexicanos adquirían autos de agencia; sin embargo, con las nuevas reglas, este motivador sólo favorecería a algunas marcas.

Las que si serán 00

Si se consideran los modelos que ahora mismo están en el mercado, las marcas que podrían mantener este atractivo para incidir en las decisiones de compra de sus clientes serán las siguientes:

Marca Modelos
Nissan Altima, Versa, Kicks, X-trail Hybrid, Leaf, March
Chrevrolet Beat (Hatchback y Notchback), Spark, Aveo, Tornado, Bolt EV y Volt
Ford Figo, EcoSport y Fusion Híbrido
Volkswagen Jetta, Vento y Golf
Mitsubishi Mirage y Mirage G4
Fiat Mobi, Uno, Palio Adventure y 500L
Dodge Neon y Attitude
Toyota Corolla Hybrid, Prius, Prius C, RAV4 Hybrid, Camry Hybrid
Honda Insight y City
Mazda Mazda2, CX-3, CX-5, MX-5
Kia Soul, Forte HB, Niro Híbrido, Rio (Sedán y HB)
Hyundaai Grand i10 (HB y sedán), Accent HB, Elantra, Ioniq
Renault KWID y Twizy
Seat Arona, Leon, Ateca, Toledo, León ST
Audi A3 sedán, A5 Coupé, Q2
Suzuki Ertiga, Vitara, CIAZ, S-Cross, Ignis
Mercedes-Benz C 200
MINI Tres y Cinco puertas, Clubman y Countryman
Porsche Panamera Hybrid
Jaguar I-Pace
Fuente: El Universal

¿Un verdadero golpe para el sector?

A decir de diversos especialistas y representante de la industria automotriz en México, la medida podría representar un punto de quiebre para el sector que, desde hace algunos meses, ha mantenido una tendencia a la baja en cuanto al volumen de ventas.

Datos de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) con datos del Inegi, durante mayo pasado, la venta de vehículos ligeros llegó a 102 mil 081 unidades, lo que significó una caída de 11.2 por ciento en comparación con el mismo mes del año anterior.

De hecho, para el cierre de este año, la industria espera ventas por 1.33 millones de vehículos ligeros, lo que significaría una disminución de 6.5 por ciento frente a lo registrado durante 2018.

Aunque la cifras son malas, lo cierto es que la modificación en el esquema de circulación vehicular podría tener un impacto nulo en cuanto a ventas se refiere si consideramos que de los 10 autos más vendidos durante marzo de este año, sólo uno (Nissan Sentra) carece de lo necesario para obtener la calcomanía 00.

Autos más vendidos a marzo de 2019

Modelo Unidades Acumulado
Nissan Versa 7,791 22,042
Chevrolet Aveo 6,149 17,999
Nissan March 5,139 14,901
Volkswagen Vento 4,165 11,414
Chevrolet Beat 4,023 11,613
Nissan Sentra 2,574 7,822
Volkswagen Jetta 2,456 7,187
Chrevolet Beat NB 2,028 5,769
Kia Rio Sedán 1,941 5,817
Ford Figo Sedán 1,758 4,245
Fuente: AMIA, AMDA

Renta de vehículos, el ganador

No obstante, esto no quiere decir que el sector se libre de un impacto. El rendimiento de la industria automotriz podría caer ante un consumidor que podría favorecer los servicios de renta de vehículos antes que adquirir un auto nuevo y todos los gastos de mantenimiento que este implica.

Todo es cuestión de dinero. Por ejemplo, si consideramos el precio de los 10 autos más vendidos en marzo pasado, el precio promedio de un auto que alcance el holograma 00 será de 213 mil 463 pesos, a esto se debe sumar el costo del seguro por un año (promedio 13 mil 158), el pago por emplacamiento (643 pesos) y el pago de tenencia (promedio 6 mil pesos).

Fuente: Hertz México

Sin contar gasolina, refrendo de la licencia de conducir ni pago de verificación, en un año se habrán invertido 233 mil 264 pesos, lo que equivaldría a la renta de un Chevrolet Beat Hatchback  para 5 personas y 2 maletas por mil 173.5 días, es decir, poco más de 3 años de transporte en un vehículo alquilado. 

Ante consumidores que buscan comodidad y con poco sentido de pertenencia, la propuesta resulta tentadora.

DE hecho, para las empresas de vehículos esto podría resultar un agravante a un fenómeno que va en contra de sus interés cuando menos en lo que se refiere a la venta por volumen.

En el país, el arrendamiento de autos ligeros, pesados y motos creció 8 por ciento el año pasado, de acuerdo con la Asociación Mexicana de Arrendadoras de Vehículos (Amave), lo que quiere decir que, al cierre de 2018, se arrendaron 160 mil unidades de los socios que pertenecen a Amave, donde quedan fuera las arrendadoras directas de las marcas automotrices.

Lo que queda para la cadena de valor

Entender y atender estos nuevos comportamientos de consumo es una de las preocupaciones fundamentales de industria, situación que lleva a marcas a replantear tanto sus estrategias como modelos de negocio para mantener relevancia en el mercado.

Las marcas automotrices deberán de buscar nuevas formas para demostrar valor a sus clientes, mismas que tendrán que asumir un impacto en la cadena de valor: ante menor demanda, menos empleo y menos ingresos.

Las organizaciones y sus equipos estratégicos tendrán que definir cuál es el nicho de mercado -actual y potencial- que representa valor real a su negocio y diferenciarlo de quienes sólo son prospectos con pocas posibilidades de convertirse en un cliente. La regla aplica incluso para modelos como la economía colaborativa.