La reputación de los autos a base de gasolina/diesel se ha modificado por culpa de los vehículos eléctricos

emisiones
Imagen: Bigstock
  • Las armadoras de autos creen que los vehículos de combustión interna han ganado una reputación injusta por la producción de emisiones dañinas, ya que no todos emiten el mismo daño.

  • Para el 2020, al menos 90 por ciento de consumidores seguirá utilizando autos de combustión interna.

  • Lee: Los autos eléctricos tienen dos problemas: subsidios y baterías 

El consumidor actual piensa en la ecología, en ser sustentable y amigable con los recursos naturales. Como respuesta, muchos segmentos e industrias han apostado por la ecología, entre los que destacan las empresas armadoras de automóviles, que buscan una forma de eliminar la contaminación con el propósito de ser más sustentable.

Con base en esta situación, es un hecho que el fin de los autos impulsados por derivados del petróleo va a llegar. Sin embargo, una de las preguntas más comunes que se pueden llegar a plantear se enfoca en la reputación actual de este tipo de autos. ¿Es justificado el ataque contra los vehículos que funcionan con gasolina o diesel?

Aunque no hay un elevado índice de quejas (aún), recientemente, según un nuevo informe producido conjuntamente por AA y BT Fleet Solutions, se ha revelado que hay frustración sobre lo que se piensa acerca de los mismos.

Gerentes de las armadoras creen que los vehículos diesel han ganado una reputación injusta por la producción de emisiones dañinas. El Informe de la Flota Operacional 2018 sugiere altos niveles de frustración con la “retórica anti-diesel” de la actualidad, ya que sólo quieren ajustarse a la agenda en pro del “aire limpio” que se proyecta en la actualidad.

En estos días, más de 95 por ciento del mundo utiliza motores de gasolina y diésel. Según los cálculos de la industria, para el 2020, al menos 90 por ciento de consumidores seguirá utilizándolos.

De hecho, en mercados como Europa, las ventas de los vehículos híbridos aumentaron en 9 por ciento desde el año pasado, hasta registrar 75,000 unidades vendidas. Esta cifra es superior al crecimiento del 5 por ciento registrado por las ventas totales en 2016. Hasta el momento, se calcula que se han vendido 1 millón de estos automóviles en Europa.

Las proyecciones indican que para el año 2020, los híbridos representarán el 50 por ciento de las ventas europeas de empresas como Toyota. Varios fabricantes habían apostado a los coches diésel para los próximos años, pero escándalos como el de Volskwagen golpearon la reputación de estos vehículos y las ventas decayeron.

El informe destaca que los vehículos que funcionan con diesel siguen siendo la opción más popular entre los profesionales de la industria, debido a la falta de vehículos alternativamente rentables, pues por el momento los eléctricos de empresas como Tesla se encuentran con un costo de producción que no resulta atractivo para un mercado general.

Las nuevas tecnologías para realizar y optimizar a los vehículos eléctricos son caras. A menos que estos costos se mitiguen por adelantado, solo las empresas más grandes podrán beneficiarse de este tipo de vehículos para presentar modelos que tengan bajas emisiones contaminantes.

Según números de la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA), se registran un 46,3 por ciento en las ventas totales de vehículos diésel en 15 países de la Unión Europea al primer semestre de este año. Esto significa 3,4 puntos porcentuales menos en comparación con el año anterior.

En sentido contrario, las ventas híbridas crecieron en un 61.1 por ciento entre abril y junio, superando el crecimiento de 49,7 por ciento de las ventas de vehículos eléctricos en esa región durante el mismo periodo.

También sugiere que, se esperan utilizar mayor cantidad de vehículos eléctricos (VE) en los próximos cinco años, la mayoría de ellos también tiene dudas sobre la factibilidad de los modelos para viajes de larga distancia, o los que incluyan transporte de mercancías pesadas.