Reebok convierte una parada de autobús en un gimnasio

La regionalización de campañas de marketing por parte de las marcas deportivas se está convirtiendo en una tendencia fuerte. Este tipo de acciones generalmente involucra la participación de deportistas locales, pero ahora también convierte a los consumidores en los principales actores.

Una de las marcas que están utilizando este concepto es Reebok que, con la colaboración de la agencia JCDecaux Colombia transformó una parada de autobús de la ciudad de Bogotá, en un gimnasio.

La activación forma parte de su campaña “The Gym is Everywhere” en la que motiva a los colombianos a que hagan deporte mientras están en la parada de autobús. Así, los que se animaron a participar en la dinámica practicaron barras, lagartijas, escalinata y otros ejercicios con el apoyo de entrenadores de la marca deportiva.

No es la primera ocasión que Reebok emprende una activación de este tipo, en enero pasado, como parte de la misa campaña realizó una especie de campamento para practicantes de CrossFit dentro de Shoreditch Boxpark en Londres.

Además, en marzo, en una de las calles más transitadas de Estocolmo, Suecia, la maca de origen inglés y con sede en Massachusetts, Estados Unidos, retó a los suecos a correr tan rápido para alcanzar los ZPump 2.0, y a quienes lo lograban se llevaban un par de esa línea de tenis.

Otras marcas como Adidas también han intentado la estrategia del reto. En 2014 difundió un video titulado Adidas Running | Luis Alberto Hernando y sus retos de trail-running.

Por su parte, Nike ha optado por una estrategia diferente para contactar a su público. Al lanzar su promoción ‘Nike Speed Drops’, la marca estadounidense envió a tres jugadores de la NFL a bordo de un Lamborghini a entregar a algunos fans un par de zapatos especiales para futbol americano diseñados por la firma deportiva.