Raúl Gutiérrez, el jinete de la segunda división

Este martes se hizo oficial la llegada de Raúl Gutiérrez a la dirección técnica del Atlante por los próximos tres años con el objetivo de regresar al equipo a la primera división de México en el menor tiempo posible.

La llegada del “Potro” es parte de una reestructura deportiva y financiera al interior del club, así lo señaló Miguel Ángel Cuchonal, directivo del equipo que milita en la liga de Ascenso MX.

En la última campaña el equipo se vio inmerso en problemas de solvencia económica, los jugadores dejaron de cobrar su sueldo durante más de dos meses, por lo que decidieron dejar de entrenar e incluso amagaron con no presentarse a un partido.

Con un valor de mercado superior a los cien millones de pesos, según cifras del sitio Transker Markt, el “equipo del pueblo” no pudo sacar dividendos de su marca luego de celebrar ciento un años de existencia, al no clasificarse a la liguilla por el ascenso, no generó campañas de publicidad ni eventos relacionados con el festejo.

Grupo Pegaso, dueño del equipo, no ha invertido ni generado recursos para reforzar una plantilla cada vez más disminuida, hace tres años, cuando aún permanecía a la primera división, sus derechos de televisión le pertenecían a SKY quien desembolsaba 3 millones de dólares anuales.

A su camiseta y estadio de a poco se le han ido los patrocinadores, y considerando que los aforos en la liga de ascenso son de poco más de 5 mil 545 aficionados por jornada, los ingresos por taquilla también son precarios.

Para Raúl Gutiérrez la oportunidad de reestructurar al Atlante desde el banquillo podría catapultar su imagen al posicionarlo como un técnico de élite, capaz de dirigir en instituciones de mayor demanda e incluso convertirse en un candidato para estar al frente de la selección mexicana de futbol.

El estratega forjó su carrera en las selecciones mexicanas con límite de edad, en 2011 disputó el Mundial sub-17 celebrado en nuestro país y en el que logró coronarse en el Estadio Azteca, dos años después llegaría nuevamente a una final pero esta vez perdería la disputa del título ante Nigeria.

El proceso de Gutiérrez continuaría con la categoría sub-20 del tricolor, para después finalizar su etapa en las selecciones nacionales con el equipo olímpico en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro 2016.

A mayor riesgo, mayor ganancia.

Tomar las riendas de un equipo que se encuentra en la división de ascenso no es una tarea sencilla, las limitantes del dinero, reflectores (asistencia al estadio y transmisión de televisión) así como de infraestructura, pueden ser un riesgo que no permita el desarrollo de la carrera.

Son pocos los entrenadores que tuvieron éxito al involucrarse con un club limitado y alcanzar grandes resultados.

Uno de los ejemplos más cercanos es Gustavo Matosas, el timonel uruguayo llegó a la dirección técnica del León cuando este se encontraba en segunda división, la fiera había también entrado en un proceso de reestructura bajo el mando de Grupo Pachuca que cuenta entre sus filas con Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo.

Este proceso de relanzamiento de la marca tuvo resultados en el corto plazo, se logró el ascenso de manera invicta, se obtuvo un bicampeonato y se llegó hasta los cuartos de final de la Copa Libertadores.

La estrategia comercial de los “panzas verdes” incluía la repatriación de Rafael Márquez al mercado local, uno de los íconos del futbol mexicano en la modernidad.

Claudio Ranieri, es otra referencia en cuanto a gestión deportiva se refiere, llegaría al Leicester City, el 13 de julio de 2015 para pelear por la permanencia en la liga de Inglaterra, tras un inicio sobresaliente, la escuadra “fox” llegaría a la cima de la tabla general en la fecha 12 de la temporada 2015-2016 para después proclamarse campeón de la Premier League.

El equipo impactó en las casas de apuestas, al inicio del torneo se pagaba 6 mil 500 euros por cada unidad apostada, a mitad de la misma y ya con el equipo en los primeros lugares la recompensa era de mil 300 euros por la misma cantidad apostada; al final, los 47 seguidores que confiaron en su corazonada se llevaron cantidades millonarias.

Guto Ferreira llevaría al Chapecoense de Brasil a vivir una de las historias deportivas más memorables de las que se tengan registro, el modesto conjunto carioca estaba por disputar la final de la Copa Sudamericana del año pasado, en las semifinales eliminaría a San Lorenzo con una parada imposible por parte del guardameta Marcos Danilo, el equipo viajaría a Colombia para enfrentar al Atlético Nacional, sin embargo un accidente aéreo trunco de forma trágica la carrera del estratega y de varios jugadores del club.

Quizás la hazaña más importante se dio en la campaña 1978-1979 de la Champions el Nottingham Forest de Brian Clough lograría el titulo tras vencer al Malmo un gol a cero en el Olímpico de Múnich, el cuadro inglés venía de ganar la segunda y primera división todo en años consecutivos.
La racha histórica no se quedaría allí, para el siguiente certamen, el cuadro inglés volvería a ganar la Liga de Campeones al imponerse al Hamburgo por el mismo marcador en el Santiago Bernabeú.

Trascender en las ligas inferiores o en equipos limitados no es para cualquier persona, se necesita carácter, temple y conocimientos, es fácil decir que la presión no es la misma, sin embargo los procesos de gestión son diferentes y en unos casos hasta adversos.

El reto de Gutiérrez será el de posicionar lo mejor posible su marca como entrenador y devolverle al Atlante un valor como franquicia.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.



Asiste al Community Managers Summit, el evento más importante para generación de contenido en redes sociales que se realizará los próximos 18 y 19 de febrero. Compra tu boleto aquí.