Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Quieres saber el día y hora de tu muerte?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
“Fredrik Colting” de “mytikker.com” dice que es posible. Según él, su tiempo remanente en esta tierra es de 32 años, 4 meses, 12 días, 20 minutos y 33 segundos.

“Fredrik Colting” de “mytikker.com” dice que es posible. Según él, su tiempo remanente en esta tierra es de 32 años, 4 meses, 12 días, 20 minutos y 33 segundos.

“Colting”, es el desarrollador de este extraño concepto que consta de: Un reloj denominado “TIKKER”* (también llamado: “Reloj de la Muerte”). Una “app” correspondiente que requiere el llenado de un cuestionario. Y por último, un complejo algoritmo basado en análisis y datos estadísticos y actuariales por país que, ajustados a consumos -como el fumar y/o el beber- peso, niveles de estrés más historia familiar de alcances de vida de ancestros y parientes, produce un resultado. ¡O sea, una potencial y terrible fecha!

“Bruce Upbin”, escritor en la revista “Forbes” en su sección tech para el formato digital, nos dice: “Muy probablemente nadie obsequiará este reloj en las próximas navidades o cumpleaños sin embargo, -añade- yo le amo; es un concepto fascinante, atrevido, retador y, bien utilizado, generador de bienestar. De hecho algunos le llaman ya: “El reloj de la felicidad”
“Se me ocurrió la idea de “tikker” -dice F. Colting- cuando murió mi abuelo hace algunos años. Me puse a pensar acerca de la muerte y la trascendencia de la vida. Llegué a la conclusión de que nada importaba una vez que una persona moría. Por el contrario -concluye- pensé que lo que importaba era lo que hacíamos mientras estábamos vivos”. Cuando este tema llegó a mi conocimiento, recordé inmediatamente aquello que Steve Jobs solía decir: “Mis cosas favoritas en la vida, no cuestan dinero alguno, para mí es claro que lo más preciado que poseemos… es tiempo”.

El “Tikker” asusta sólo a aquellos que se enfocan tristemente sobre el tiempo que les queda a vez de hacerlo sobre el tiempo con que cuentan. Sobre el mucho provecho que pueden sacar de ese tiempo y cada momento de su vida. Enojos, resentimientos, olvidos y antagonismo, palidecen ante la inminencia de un tiempo límite consciente. ¿Cuánto más vamos a tener nuestras narices metidas en una smartphone o tableta si sabemos que cada minuto cuenta en el pequeñísimo espacio de la vida?

¿Cómo se programa el reloj y la app de “tikker”?. Curiosamente muy fácil. Llenas un cuestionario donde, aparte de proporcionar los datos que te requiere, deduces tu edad y “tikker” se encuentra listo para empezar la “cuenta regresiva” del “resto de tu vida”. Ah, y te da la hora también.

Probablemente el lado negativo de este producto, aparte de anunciar tu muerte ¡claro está!, es la imprecisión de un análisis de esta naturaleza. No olvidemos que nuestro libre albedrío no hace caer en la posibilidad del caos. Dicho de otra manera, cuando al nacer nos montamos en esta bicicleta que llamamos existencia podemos, a lo largo de esta carretera que recorremos mientras vivimos, tomar desviaciones para acortar rutas, detenernos en algún punto por ponchada de llanta o soltura de cadena, regresar al inicio del recorrido y/o tomar la repentina (y triste) decisión de dejar de pedalear antes de tiempo.

* slang inglés para denominar al corazón

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados