Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Qué es la diversificación y por qué es tan importante para las empresas?

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
En primera, si apenas estás empezando con tu negocio, pensar en la diversificación puede ser demasiado pronto o arriesgado.
outsourcing-liderazgo

“Que si la ley de Paretto es inevitable, que si nos debemos concentrar en una sola cosa, que si no hay forma de sacar un negocio que no operas”, ¿qué otras recomendaciones has recibido tú para tu negocio?

Antes de comenzar con este tema en el que me he clavado últimamente, les voy a contar cómo es que llegué a él. En Birth Group, ya llevamos casi 2 años en un proceso de profesionalización en el que, entre otras cosas muy importantes, hemos implementado un consejo consultivo desde hace casi 6 meses y ha sido algo ultra positivo para mí como director general y para el proceso de mejora continua y deschangarrización. No me voy a clavar mucho en el tema de un consejo consultivo, pero sí les diré que tenemos a dos grandes expertos en negocios, finanzas e innovación, que mes tras mes revisan nuestros números y avances y nos dan recomendaciones para seguir mejorando.

De entre grandes consejos, cuando hablábamos de inversiones y decisiones importantes de negocios, surgió el tema de la Diversificación, yo lo había escuchado mucho, he sabido que muchos lo han hecho bien y también he sabido de muchos que han perdido todo por lo mismo. Así que antes de implementar o aplicar, ya que me encanta pensar en nuevos negocios e intentar darles vida, me puse a investigar muy bien de qué se trata, para proyectarlo y tomar las decisiones más inteligentes. Es por eso que te dejo 5 recomendaciones para entender mejor esto.

1. Entendamos la diversificación:

A grandes rasgos, yo separo dos grandes tipos de diversificación; la relacionada y la no relacionada. Dentro de la relacionada se encuentran tres subcategorías, la horizontal, vertical y concéntrica y dentro de la no relacionada está la de inversión propia, la de adquisición total o parcial y la conglomerada. Ahora veámoslo un poco más a profundidad:

  • Relacionada: productos o servicios con relación entre sí, es decir son similares. 
    • Horizontal: Productos o servicios ya existentes en un nuevo mercado, ya sea por ubicación o perfil. 
    • Vertical: Productos o servicios que se tercerizaban, ahora se crean internamente o se adquiere al proveedor
    • Concéntrica: Nuevos productos a algo que ya existía, servicio premium, división gamer, etc. 
  • No relacionada: Nuevas tácticas ajenas de la empresa original
    • Por inversión propia: con nuestros propios recursos
    • Adquisición total o parcial: comprar otra organización
    • Conglomerada: productos o servicios que no guardan relación. 

2. ¿Por qué diversificar o por qué no?

En primera, si apenas estás empezando con tu negocio, pensar en la diversificación puede ser demasiado pronto o arriesgado, vale la pena asentar las bases de tu negocio, sobre todo en cuestiones comerciales y de estructura. Siempre nos han hablado sobre la Ley de Pareto y el famoso 80 – 20, en el caso de los negocios ya sea que el 20% de los clientes signifiquen el 80% de la facturación o que el 20% de los productos o servicios sean equivalentes al 80% de la facturación. Esto era completamente válido hasta antes de las organizaciones exponenciales, donde ya podemos aspirar a realmente diversificar con estrategia y con divisiones más equilibradas como 50 – 50 o 30 – 30 – 30. Ahora bien, sabemos y tenemos muy claro que muchos negocios tronaron con la pandemia, en mi caso personal, un bar y una taquería fueron los sacrificados, pero la agencia más bien creció. Ahora bien, entonces por qué sí diversificar:

     a. Para entrar a nuevos mercados.

     b. Para aprovechar aún mejor los recursos.

     c. Para diversificar el riesgo y reducirlo.

     d. Para afrontar los mercados saturados (como el mundo de las agencias)

     e. Para generar sinergias y negocios entre otros socios. 

     f. Para crecer en facturación y rentabilidad.

3. ¿Cómo decidir la diversificación adecuada para mi momento?

Como decía en el punto anterior, no solo es cuestión de si acabas de comenzar o si has alcanzado el punto de madurez como negocio o como directivo, también tienes que evaluar constantemente la industria, la competencia y las tendencias del mercado. 

El timing es imprescindible, considerar que el mejor momento para hacerlo es cuando mejor te esté yendo, aunque estés saturado, pero si tienes forma de invertirle tiempo, estrategia, recursos y dinero, aprovecha, ya que después puede ser demasiado tarde. 

4. En dónde estás y en dónde quieres estar.

Te recomiendo que proyectes tu diversificación a un año, a 3 y a 10 años. Proyecta tu diversificación por productos o servicios repitiendo la fórmula de años anteriores. También proyecta tu diversificación por territorios o por áreas de incidencia, en nuestro caso estamos proyectando qué tanto vendemos servicios de branding a las áreas de comunicación interna, de comunicación corporativa o employer branding y a las áreas de external branding o marketing. 

Por último, pero no menos importante, considerando una diversificación no relacionada y donde vayas construyendo un grupo o un holding, también proyecta cómo se irá repartiendo entre tu negocio inicial y el o los nuevos negocios que vayas desarrollando.

5. ¿Cómo empezar?

Esta es una gran pregunta. En realidad no tengo la mejor respuesta. A mi me gusta estar analizando constantemente a la competencia y estar revisando las tendencias a corto, mediano y largo plazo. Tienes que tener tiempo para estudiar. Yo recomiendo que empieces con la diversificación relacionada, ya sea de forma horizontal o vertical, buscando precisamente el crecimiento pero también la rentabilidad, o sea más utilidad. Si solo creces pero esto conlleva más gente, más desgaste y menos utilidad, no tiene ningún sentido. Busca una forma de contraponer el negocio original, qué puedes mejorar, qué necesita el mercado y sobre todo, cómo lo puedes hacer exponencial (esto es lo más difícil). 

¿Qué nuevos productos o servicios estás en capacidad y expertise de ofrecer con el equipo actual? ¿Qué otros territorios puedes ocupar que puedan hacer crecer tu negocio? ¿Qué subcontratas puedes hacer tú mismo buscando crecer la rentabilidad? ¿En qué área te puedes especializar sin tener que hacer tanto ajuste?, (en el gaming, learning o tal vez hacia el mercado rosa, o al mercado senior).

Si bien, el papel, o el excel aguantan todo, es muy bueno proyectar la diversificación como una parte del plan de negocios a corto, mediano y largo plazo. En nuestro caso, hemos decidido diversificar en soluciones tecnológicas que respondan a problemas y oportunidades para las unidades de negocio y áreas de incidencia donde nos movemos y por ahí vienen desarrollándose dos proyectos más. 

En un mundo de pandemias que no terminan y donde la única certeza es que no la hay, no pongas todos tus huevos en una canasta. 

Comentarios, dudas o reclamaciones: arturo@birth.mx 
Arturo Ortiz, CEO Birth Group
www.birth.mx
www.arturortiz.com

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados