¿Qué es el Brexit? Todo lo que los mercadólogos deben saber

“Brexit” es una abreviación de “British Exit”, una expresión utilizada para referirse a la posibilidad de que Gran Bretaña salga de la Unión Europea, similar a la que se implementó para la salida de Grecia el año pasado, llamada “Grexit”. 

Un grupo de partidos políticos británicos del ala conservadora están impulsando un referéndum para que los ciudadanos decidan si quieren permanecer o no como miembros de eurogrupo en 2017, bajo el argumento de que Gran Bretaña sería un país más competitivo si estuviera por su cuenta, aunque los críticos de esta propuesta señalan que se trata también de una manera de poner freno a la inmigración.

La Gran Bretaña, sin embargo, tiene una gran independencia de la Unión Europea, comenzando por la independencia monetaria. En aquel país se sigue utilizando la Libra Esterlina en lugar del euro. Tampoco forma parte del área Schengen, una política de fronteras abiertas entre los miembros de la UE que se encuentran en la parte continental.

¿Cuáles serían las consecuencias de un eventual Brexit? Quienes lo apoyan, entre los que se encuentra el Primer Ministro, David Cameron, aseguran que ahorraría enormes cantidades de dinero al Estado, dado que dejaría de recibir tantos inmigrantes que significan un gasto para las arcas nacionales. Los opositores vaticinan que traería volatilidad económica y pérdida de empleos.

De acuerdo con el diario The Guardian, una de las primeras consecuencias que traería el Brexit sería la obligada renegociación de tratados comerciales con Europa y con el resto del mundo. El Instituto Nacional de Investigación Social y Económica estima que se reduciría el PIB en por lo menos un 2.25 por ciento debido a una reducción en inversión extranjera directa.

El Centro para el Desempeño Económico tiene un pronóstico más pesimista, pues asegura que la caída del PIB sería de entre 6.3 y 9.5 por ciento, un porcentaje similar al que sufrió el país durante la crisis económica de 2009.

Los grupos pro Brexit aseguran que al salirse de Europa, Gran Bretaña se liberaría de las regulaciones y normativas del eurogrupo y se convertiría en una nación con un comercio independiente que podría enfocarse en la exportación hacia mercados de gran crecimiento. Sin embargo, señala The Guardian, los opositores advierten que esta posibilidad cerraría las puertas comerciales a mercados tan importantes como Estados Unidos, que tiene un tratado de libre comercio con la Unión Europea, pero no con Gran Bretaña en solitario, por lo que tendría que negociar uno nuevo. Lo mismo pasaría con México.

De acuerdo con la Secretaría de Economía, México Esporta alrededor de 2 mil millones de dólares a Gran Bretaña, e importa unos mil 100 millones de dólares desde ese país. El Reino Unido es el sexto socio comercial de México entre los miembros de la Unión Europea y representa el 7.5 por ciento del comercio total de México con la UE.

Por su parte, los británicos tienen en nuestro país inversiones por 8.6 millones de dólares, y es el tercer mayor inversionista entre los Estados Miembros de la UE. Respecto a todos los países que invierten en México, ocupa el quinto lugar, siendo sus principales inversiones en servicios financieros y manufactura.

 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299