¿Qué es crowdsourcing y para qué sirve?

México.– De acuerdo con un estudio realizado por la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) el número de internautas en el país ascendió a 51.2 millones en 2014, el 13 por ciento más que el año anterior; quienes día con día se vuelven más exigentes y participativos en las estrategias de las marcas.

Notas relacionadas:
Crowdsourcing: de chile, mole y manteca
3 herramientas en español para desarrollar el Crowdsourcing
Crowdsourcing: el futuro del trabajo

Para una audiencia que gusta de involucrarse, existe una estrategia que puede ser utilizada por las marcas para alcanzar el impacto deseado. El crowdsourcing es una tendencia que se ha ido desarrollando con la evolución de internet, el término como su nombre lo dice en inglés crowd traducido como masas y sourcing, fuente; es prácticamente nuevo y se utiliza para exteriorizar un problema e involucrar a la audiencia.

Esta práctica consiste en difundir un dilema a un grupo de personas para encontrar una solución, de modo que la audiencia se vuelve parte del proceso; por ejemplo: en el lanzamiento de un nuevo producto, se invita al público a diseñar la imagen y mediante votaciones se pone en práctica la realización del mismo.

La pregunta es, ¿por qué utilizar este modelo como parte de la estrategia de marketing?

Para empezar, el crowdsourcing facilita la interacción entre empresa y consumidor, además de ayudar a resolver problemáticas con mayor rapidez. Los costos son reducidos, a diferencia de que se contrate a alguien para solucionar el conflicto.

La dinámica es divertida, pues al involucrar masas en el procedimiento, se obtienen como fruto ideas innovadoras, nuevas estrategias, etc., que a cambio son premiadas como agradecimiento con regalos, productos, reconocimientos y en algunos casos se otorgan incentivos económicos.

Utilizar el crowdsourcing como estrategia ayuda a definir objetivos, incluso enriquece el posicionamiento de la marca, mediante la motivación y recomendación del público.