x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Qué debemos evaluar al momento de escoger al personal?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
¿Qué debemos tomar en cuenta al momento de entrevistar a los candidatos o candidatas que desean ingresar a nuestra compañía?
James Hernandez

Como todos sabemos, el éxito de nuestro emprendimiento dependerá en gran medida de la fuerza laboral que nos acompañe, por lo que una de las tareas fundamentales en la vida de una empresa es la escogencia del personal, nuestro Talento Humano. Ahora, ¿qué debemos tomar en cuenta al momento de entrevistar a los candidatos o candidatas que desean ingresar a nuestra compañía, independientemente del tamaño que tenga?

Estoy seguro que todos hemos escuchado acerca de la importancia del Curriculum u Hoja de Vida, no solo de la forma de presentarlo sino de su contenido. Hace algunos años se daba mucha importancia a cierta información que contenía el mismo como era la experiencia de la persona, sus estudios, los idiomas que dominaba, pericia en el manejo de ciertos equipos, entre otras, lo que ahora es conocido como habilidades duras.

Seguramente recordamos cómo en el pasado si una persona no tenía habilidades duras carecía de posibilidades de ingresar a una empresa, de allí que se decía con frecuencia que en una organización se pedía experiencia, pero si la juventud no comenzaba a trabajar en algún momento, no tenía manera de adquirirla.

Con el tiempo las grandes buscadoras de talento fueron dándose cuenta que dentro de las organizaciones había personas que quizás sin una gran experiencia y sin un Curriculum muy robusto se convertían en líderes dentro de dichas empresas e iban subiendo de cargos y de niveles, por lo que se comenzó a evaluar otras habilidades que, junto a los estudios, presentaban ventajas considerables al momento de ingresar al personal.

Es así como nace el concepto de habilidades blandas, es decir, aquellas que son inherentes a la persona, que no tienen que ver en principio con los estudios, conocimiento o con su experiencia, tales como la capacidad de liderazgo, de resiliencia, de relación interpersonal, de comunicación efectiva, de trabajo en equipo, motivación y proactividad, entre otros.

Con ello comenzaron a cambiar las pruebas de trabajo o entrevistas, ya pasamos de entrevistas solemnes donde la persona se presentaba delante de alguien a hablar de si mismo a entrevistas donde le someten a exámenes, pruebas de estrés y preguntas para determinar estas habilidades blandas y con base a ello se hace la escogencia de los mismos.

Ahora, ¿por qué ha sucedido este cambio? ¿Por qué se ha pasado de una evaluación neta de habilidades duras a una evaluación con preponderancia en las habilidades blandas? Muchas empresas a lo largo del mundo han encontrado que los colaboradores con habilidades blandas no solo se han destacado a nivel laboral, sino que se han convertido en líderes dentro de la organización y han impulsado a otros a trabajar en pro de las metas y proyectos de la misma, siendo ese capital humano el que todo emprendimiento desea ya que es el que garantiza la consecución de sus fines.

Es por ello que también hemos visto cómo las empresas han cambiado la forma de capacitar a sus colaboradores y pasaron de charlas magistrales a cursos interactivos donde se manejan herramientas de liderazgo, de trabajo en equipo, de desarrollo personal, manejo del estrés, inteligencia emocional, entre otros.

El nacimiento de este tipo de cursos, aunado al nuevo papel protagónico que han tomado las habilidades blandas ha permitido que se amplíe el mercado laboral donde la juventud y las personas sin grandes estudios pueden no solo ingresar sino progresar, crecer y hacer vida dentro de una empresa.

Lo ideal es que ambas habilidades confluyan en una persona, las duras y las blandas, hay quienes creen que las habilidades duras se pueden aprender mientras que las blandas al ser innatas del ser humano no. Por mi parte considero que es responsabilidad de las empresas darle todas las herramientas a sus colaboradores para que puedan continuar sus estudios y en paralelo terminar de formar o sacar de su interior esas habilidades blandas que todos tenemos, según se requiera.

Lo que si es cierto es que en todo caso, el mayor impulso que requieren nuestros colaboradores es el ejemplo de los directivos y gerentes de la organización, podemos pagarles muy bien, capacitarles de mil maneras, pero si nuestro talento humano no ve en las cabezas de la empresas el reflejo de liderazgo, humanidad, trabajo y proactividad del que tanto les hablan en las charlas y cursos, lamentablemente carecerán de motivación para empujar y remar la empresa hacia el logro de sus metas.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados