• Game of Thrones es de las cuatro series más costosas por episodio, según proyecciones de Statista, reflejo de lo relevante que es la serie para el mercado.

  • El consumo fue el eje central de las estrategias creativas que aprovecharon la nueva temporada de Game of Thrones, como agente intermediario para la demanda.

  • El papel de las redes sociales fue indispensable para la promoción que lograron las marcas a través de la segmentación de mercado: conquistar a los fans de Game of Thrones.

El consumo fue el protagonista de diversas campañas publicitarias, que aprovecharon el arranque de la última temporada de Game of Thrones.

La mercadotecnia de producto que vimos en dos casos como Kentucky Fried Chicken y Uber Eats, tuvo como motivo el estreno de la nueva temporada de la serie producida por HBO.

En ese momento temporal estuvieron concentradas las acciones creativas de agencias como Ogilvy y Circus, por lo que una primera lección en publicidad fue la estrategia centrada en el intermediario, en este caso, la serie Game of Thrones, para lograr una respuesta en ventas.

Primer caso: Ogilvy convierte pollo frito en fuego de dragón

La pieza desarrollada por Ogilvy Hong Kong para Kentucky Fried Chicken fue un ejemplo de cómo las agencias buscan aprovechar la popularidad de determinadas historias, para responder con campañas y determinar lo relevante que son para el consumidor.

Usando piezas de pollo frito, la agencia dio la ilusión de que un dragón lanzaba fuego, cuando en realidad se trataba de piezas de pollo en movimiento.

Esta ilusión también la vimos con Oreo, que decidió crear el universo de Game of Thrones con sus galletas.

null

null

Segundo caso: Las emociones que provoca una serie, según Circus

Contar una historia en publicidad redundante, es obvio que se cuenta una historia en cada una de las piezas, sin embargo, lo interesante es ver cómo se deduce el mensaje que se va a comunicar y cómo se va a ejecutar.

Aquí es donde entran los estilos, que son los conceptos a seguir para expresar el mensaje. Pueden ser estilos de vida, historias de fantasía o publicación de datos duros con una campaña informativa.

Circus desarrolló una campaña para Uber Eats, en donde aprovecha una escena de la vida real, como lo es una reunión de amigos para ver el estreno de la nueva temporada de Game of Thrones.

game of thrones
imagen: facebook

Lo que aprendimos en publicidad con la nueva temporada de Game of Thrones, es que este tipo de eventos son agentes intermediarios para el consumo de productos.

Para aprovecharlos como intermediarios, las agencias implementan estilos de ejecución de un mensaje, que en algunos casos apuestan por la fantasía y en otros por historias que hablan al consumidor desde su realidad o estilos de vida.