¿Qué analizar de las nominaciones al Oscar?

[email protected]

El Oscar. Ésa estatuilla de la que tanto se habla al inicio del año, ése hombrecillo dorado al que todos quieren llevarse en la industria del cine, ése premio de cuya credibilidad tanto se habla, pero cuya importancia nunca se niega… el reconocimiento de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Hoy se anunciaron las nominaciones y más allá de quiénes fueron mencionados, hay varios aspectos a analizar en torno a quién sí, quién no y qué significa para la industria del cine.

En primera instancia hay que tener en cuenta que el calendario del Oscar se ha reducido en los últimos años dando menos tiempo a los votantes de “ver”, elegir y enviar sus votos. Ello implica que muchos de los votantes (miembros de la industria, desde productores hasta actores) se dejen guiar por lo que otros dicen (ya sean compañeros de la industria, críticos u otras entregas de premios) ya sea para elegir que ver y luego votar o directamente para hacer su selección. El cambio de fechas también ha impactado que nominaciones clave no hayan sido anunciadas antes de que cerrara la votación de la primera ronda para definir a los nominados. Cerró el 7 de enero y después se anunciaron los nominados al Sindicato de Directores y al Sindicato de Productores, ello es clave pues en la primera ronda, salvo por película donde todos los miembros votan, los actores votan por actores, los directores por directores, etc. En ese sentido, también es relevante tener claro que los Globos de Oro, más que pesar en torno a votos, pues ninguno de los que votó ahí, vota en el Óscar (son otorgados por críticos de cine), sí lo hicieron en cuanto a darles visibilidad a ciertos personajes justo cuando estaban cerrando las votaciones.

Ahora bien, lo primero a notar estará en el discurso que tenga la Academia con su selección de filmes, tanto en términos ideológicos como de industria. Por ejemplo, en un año donde figura una cinta como “Bombshell” (“El escándalo” será su título en México y se estrena a finales de mes) que denuncia el abuso a mujeres en la televisión tras el #MeToo, ¿qué tanto respaldo le darán o se irán más por cintas de discursos más conservadores o clásicos como “El irlandés”, “Contra lo imposible” e “Historia de un matrimonio? ¿Serán arriesgados al incluir películas exitosas, pero poco convencionales como “Joker” y “Jojo Rabbit”? ¿Se enfocarán en lo técnico como la toma continua de “1917” y que le ha granjeado premios en la categoría de dirección a filmes como “Gravedad” y “Birdman”? ¿Qué tanto impactará la fecha de estreno, incluyendo o dejando fuera cintas como la citada “1917” o “Mujercitas” que se estrenaron a finales de año?

Hablando de “Historia de un matrimonio”, producida por Netflix, ¿qué tanto apoyo les darán a los filmes de dicha plataforma? Todavía hace un año la discusión por “Roma” y su estreno limitado en salas fue tema de conversación y en México se convirtió en la mejor estrategia de mercadotecnia para la cinta. Este año Netflix tiene como fuertes candidatas, en varias categorías, “El irlandés” e “Historia de un matrimonio”, con posibilidades también para “Los dos papas” e incluso para “Dolemite”. La plataforma ha impulsado más a las primeras dos, pero las otras podrían colarse e incluso podría hacerlo “Perdí mi cuerpo” en la categoría de animación. Hay varias cuestiones interesantes aquí. Por un lado, están quienes opinan que el cine se ve mejor en el cine, demeritando con ello la postura de Netflix de restringir la exhibición en salas para afectar lo menos posible su modelo de negocio, aunque ya ha adquirido salas para cumplir con el requisito, quizás reconociendo el peso, la visibilidad y la credibilidad que una nominación (ya no digamos premio) les da a sus cintas. Más aún, el que Netflix esté siendo el estudio con mayor presencia pone en evidencia la necesidad de apoyo para filmes con dichas características y lo convierte en un actor clave para el desarrollo y la proyección de talento, argumentando contra su principal ataque, que dicho cine muy probablemente no se habría hecho sin ellos. Es claro el caso de “El irlandés” ante su duración, como el año pasado lo fue para “Roma”, a pesar de sus características de audio diseñado para salas.

El otro aspecto clave está en términos de diversidad e inclusión. Si bien existen claros favoritos en las categorías claves (actuación y dirección), en su mayoría pertenecen al modelo usual, es decir, son blancos, norteamericanos, ingleses o australianos, no sin mencionar que forman claramente parte de la maquinaria de Hollywood (Renée Zellweger como Actriz, Adam Driver y Joaquin Phoenix como Actor, Laura Dern como Actriz de Reparto y Brad Pitt como Actor de Reparto, entre otros), pero existen claras posibilidades de incluir figuras de color (Cynthia Erivo, Lupita Nyong’o, Eddie Murphy), latinas (Jennifer López) o asiáticas (Awkwafina o cualquiera de los actores de “Parásitos” e incluso a alguien más por “The Farewell”). Hablando de “Parásitos”, su director, Bong Joon-Ho, tiene su lugar seguro en su categoría y la cinta parece la segura ganadora como Película Extranjera, pero al igual que “Roma”, ¿deberá conformarse con esa estatuilla o tiene posibilidades reales de alzarse con el premio principal? Y retomando la categoría de Mejor Director, ¿habrá alguna mujer nominada? ¿Greta Gerwig, la de más posibilidades, lo logrará? De hacerlo, ¿quién(es) quedarán fuera?

2019 fue un buen año para el cine. Hay muchas películas que dejaron su huella y ello ha hecho que la competencia se haya vuelto más interesante. Así como será discutido quiénes fueron nominados, quiénes quedaron fueran será igual de relevante. Después de todo, los premios de la Academia no sólo reconocen a lo “más destacado” del año, también expresan una postura sobre lo que es hoy, lo que piensa y a dónde se dirige la industria más importante del cine. 

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299