Publicista o mercadólogo, si tú o tu agencia no entienden las bases del CFDI 3.3, debes saber esto

Desde su puesta en marcha, 14 de cada 100 facturas electrónicas que emiten las empresas contienen errores, según mostró un informe.

Desde la implementación del CFDI 3.3, el 1 de enero, se presentan errores en 14 de cada 100 facturas electrónicas que emiten las empresas, lo que puede representar pérdidas económicas o hasta multas en caso de ser el emisor.

De acuerdo con recomendaciones de CPA Vision, señala que las empresas mexicanas no tienen claro lo que implica el avance digital en materia fiscal, y las repercusiones que pueden tener ante las autoridades como en el negocio.

“A diciembre, de más de 300 millones de facturas que hemos verificado, el promedio de error durante 2017 llegó a ser prácticamente 11 por ciento del total de las facturas. Realmente no he visto un corporativo que se desvíe de este porcentaje”, indicó en entrevista con Notimex Rafael Lores, director general de CPA Vision.

El directivo reiteró que de acuerdo con una prueba realizada en lo que va de 2018, “el porcentaje de problemas de las facturas que hemos verificado sube hasta un 14 por ciento”.

Precisó que los errores pueden ser por un peso o por cientos de millones de pesos, o porque no se cumplen con todas las reglas para la emisión de una factura electrónica establecidas por el Sistema de Administración Tributaria (SAT).

Las normas para cumplir con estos documentos electrónicos se establecen en lo que se conoce como el Anexo 20, que está integrado por alrededor 200 páginas, y cada una de ellas detalla las reglas para cada uno de los conceptos de la factura.

Existe mucho desconocimiento de las empresas, además que es un ámbito que nadie lo quiere tomar como suyo porque hay convivencia entre un tema fiscal contra un tema digital impositivo.

“Hay varios corporativos a los que les hacemos las pruebas, ahora con la nueva versión de la factura 3.3 después de sus pruebas internas, resulta que siguen estando mal algunos conceptos de la factura. En realidad, eso es lo que está sucediendo, son tantas cosas que se tienen que verificar que definitivamente representa un reto para toda la organización”, afirmó.

De acuerdo con CPA Vision, una empresa puede hacer una buena emisión de facturas pero posiblemente sus proveedores emitan con errores y el problema lo tiene el receptor del comprobante.

“No ha habido corporativo de más de 120 corporativos que tenemos como clientes, que en realidad no hayamos identificado en su emisión de facturas errores que se conviertan en un riesgo tangible y específico”, reiteró.

El SAT tiene la obligación de revisar tanto al emisor de la factura como al receptor. En caso de que una empresa haga una emisión errónea puede recibir una multa que va desde 11 mil hasta 70 mil pesos, incluso por acto de fiscalización, que significa que si una compañía emitió 200 facturas con errores, podría multarla 200 veces.

Por otro lado, quien recibe la factura tiene la obligación de verificar que cumpla con todos los requisitos que se establecen. “Todo mundo, sea persona física o moral, es responsabilidad de cada uno de los receptores verificar el comprobante, no es responsabilidad del SAT. Antes se verificaban cuatro o cinco conceptos de un papel, hoy se tiene que revisar muchas cosas”.

Las empresas deberían incluir dentro de su plan estratégico estos temas, sin embargo, “en 95 por ciento de los casos esto no se tiene contemplado o no se entienden los alcances de esta fiscalización digital del futuro”.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299