Publicidad, comida chatarra y niños: un problema serio

Buenos Aires, Argentina.- Una investigación calcula que, por semana, los niños están expuestos a unas 60 publicidades de comida no saludable. Además, que el 85 por ciento de los alimentos publicitados tienen bajo valor nutritivo.

Que las verduras y las frutas no son lo que eran para los niños es algo que se conoce hace tiempo. Sin embargo, no era conocido el descomunal bombardeo publicitario de la llamada comida chatarra entre los más pequeños y que ha llevado a los especialistas a calcular que en todo el mundo existen alrededor de 41 millones de menores de 5 años con sobrepeso, la mayoría, en países en desarrollo.

Una investigación de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC) en Argentina alerta sobre este fenómeno y sobre el impacto que tiene la publicidad de comida no saludable en los niños.

En el marco de este estudio, la FIC también realizó una campaña que incluye videos en los que un grupo de madres comparte sus opiniones y experiencias sobre la alimentación de sus hijos, la publicidad y la promoción de comida chatarra.

La investigación revela que que el 85 por ciento de los alimentos publicitados en la Argentina durante programas para niños tienen bajo valor nutritivo, de acuerdo a los criterios del sistema de perfil de nutrientes diseñado por la Oficina Regional de Europa de la Organización Mundial de la Salud (OMS). También detecta que una de cada tres publicidades utiliza regalos o premios para incentivar la compra, mientras que una de cada cuatro utiliza personajes o famosos para captar la atención de los niños e influir en sus patrones de consumo. Ver 10 estrategias de tabacaleras para que los niños quieran fumar

Estos datos preocupan más si se tiene en consideración que en la Argentina, el porcentaje de obesidad en niños y niñas de 6 meses a 6 años de edad es de 10,4 por ciento (según la Encuesta Nacional de Nutrición y Salud de 2005). Además, la tendencia es en alza, ya que se refleja una creciente en los indicadores de sobrepeso (de 24,5 a 28,6 por ciento) y de obesidad (de 4,4 a 5,9 por ciento) en los adolescentes de 13 a 15 años.

Hay una ley

En Argentina, desde octubre de 2015, rige la disposición 6516/2015 que obliga a las compañías de la industria de alimentos y bebidas a enviar a la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (Anmat) “toda publicidad, tradicional o no, dirigida a la población en general, y presentar la pieza publicitaria correspondiente en el formato en que será difundida”, dice el texto.

Con la nueva norma busca “garantizar que la información provista sea veraz y objetiva”, ya que se trabaja en el preconcepto de que las compañías de alimentos y bebidas, a través de su publicidad, inducen a “errores de comprensión” con promociones engañosas y pueden predisponer “a conductas y/o hábitos no saludables”. Sin embargo, por ahora, no está dando buenos resultados.


Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.