10 prácticas recomendables para gestionar programas de lealtad

10 prácticas recomendables para gestionar programas de lealtad
  • 69 por ciento de los consumidores permiten la presencia de que los programas de lealtad y recompensas tengan una influencia en sus decisiones de compra.

  • Te decimos por qué es más importante apostar por las recompensas que por la personalización. 

  • Lee: La relevancia es más importante que la lealtad.

Los programas de lealtad pueden resultar ampliamente efectivos para las marcas pues son algo interesante para los consumidores, por ejemplo, datos de AnnexCloud señalan que un 69 por ciento de los consumidores permiten la presencia de que los programas de lealtad y recompensas tengan una influencia en sus decisiones de compra, por otra parte, se puede decir que muchos ya están a la expectativa de que estos existan, datos de la misma firma señalan que 63 por ciento de los shoppers, de la generación Z y millennials, no se comprometerán con una marca que no ofrezca beneficios por su lealtad. Implenetarlos sin duda puede ser una gran idea,  pero es aún mejor saber cómo hacerlo correctamente en el escenario actual, por ello, a continuación te dejamos unos tips o prácticas ideales para gestionar programas de lealtad.

¿Cómo gestionar programas de lealtad de forma efectiva?

  • Facilita el ingreso y uso de los mismos

Para comenzar a gestionar programas de lealtad de forma más efectiva debes saber que los mejores se distinguen por permitir un acceso fácil y rápido, tanto para los consumidores como para los empleados que acceden a ellos. Si un programa de lealtad requiere de mucho tiempo o solicita mucha información a los consumidores es casi un hecho que muchas personas no querrán aprovecharlos.

Los programas de lealtad que son muy convenientes de usar motivan la participación de las personas, mientras que aquellos que requieren que los consumidores ingresen códigos o muestren cupones cada que se trata de hacer un check out no lo son tanto.

  • Considera plataformas de texto para ingresar

Esta práctica para gestionar programas de lealtad obedece al comportamiento de los usuarios, según lo detalla MarketingProfs, un 57 por ciento de los consumidores prefiere interactuar con programas de lealtad a través de los dispositivos móviles.

Los programas de lealtad que funcionan bajo el modelo de “Text-to-join”, donde los consumidores simplemente escriben su primer nombre a aun número, resultan los más efectivos y eficientes. Ducha programas facilitan las cosas para que los usuarios o consumidores simplemente den su número telefónico al representante de la marca, ya sea el vendedor o alguien más, cuando hacen una compra, y estos individuos envían mensajes a los consumidores solo cuando estos ganan puntos o reclaman los mismos.

Además, facilitan que las personas se debe de baja con un simple mensaje de texto.

  • Evita tarjetas y apps

Esta práctica para gestionar programas de lealtad nuevamente resalta la importancia de facilitar las cosas para las personas. Los consumidores no quieren cargar otra tarjeta o llenar la memoria de sus dispositivos móviles con otra app, esto según lo destaca información referida por MarketingProfs, de hecho, 49 por ciento de los consumidores señala que no sabe si los programas de los que forman parte cuentan con una app, es decir, ni se han tomado la molestia de revisar.

Por otra parte, también se refiere que un 70 por ciento de los consumidores indican que usarían la versión móvil de las tarjetas de lealtad si no tuvieran que registrarse en un sitio o descargar una app.

  • Inicia ofreciendo recompensas pequeñas pero frecuentes, e incrementa las recompensas después.

Si a los consumidores se les recompensa de forma frecuente, incluso cuando se trata de recompensas pequeñas, las probabilidades de que usen el programa de lealtad son mayores.

Para mantenerse en la mente de las personas al momento de gestionar programas de lealtad, es ideal generar recompensas continuas que le ahorren dinero a los consumidores. Según la firma Technology Advice, 57 por ciento de los consumidores se registran a programas de lealtad para ahorrar dinero. Considera que esta es una práctica que deberás mantener, si de pronto la cortas es posible que muchos de tus clientes se molesten al punto en que terminen escribiendo reseñas negativas en internet.

  • Utiliza estructuras claras con pocas reglas y sin trucos o fechas de expiración

Si te darás a la tarea de gestionar programas de lealtad, es ideal que consideres que los consumidores prefieren programas de recompensas de lealtad que cuentan con una estructura clara y que son fáciles de entender, además de que prefieren que no cuenten con recompensas que expiren u otros calificadores engañosos, limitaciones o excepciones ocultas.

Lo que busca el consumidor es comprar en su negocio o tienda favorita obtener su recompensa sin tener que gastar más de 2 segundos pensando cómo funciona todo. Además, quieren ganar puntos y gastarlos sin tomarse con algún motivo por el que las cosas no funcionen tal como lo esperaban o como lo habían asumido.

  • Sáltate un poco la personalización para favorecer a la recompensa

cuando se trata de gestionar programas de lealtad, considera que los programas que usan el dinero com recompensa pueden resultar más efectivos, estos eliminan la tarea de tratar de adivinar o predecir lo que los consumidores quieren como recompensa. Además eliminan el factor de “miedo” asociado con el uso de sus datos para generar recomendaciones o predecir los deseos del cliente tomando como referencia su comportamiento de compra y luego presentando una recompensa que está personalizada, incluso de forma previa. El hecho de que una persona, por ejemplo, un hombre, compre productos femeninos para su novia o esposa cada mes, no quiere decir que quiera como recompensa recibir un perfume o un lipstick como su recompensa.

  • Protege los datos personales o evita recolectarlos

La tecnología puede tener grandes beneficios para las empresas, sin embargo, no necesariamente está mejorando la opinión de los consumidores sobre las marcas. Muchos consumidores ni siquiera valoran los emails que no esperaban recibir y tienen la sensación de que son espiados cuando les llegan ofertas basadas en su comportamiento.

Por lo anterior, las marcas deben considerar muy bien si trabajarán de la mano de la tecnología para gestionar programas de lealtad. Considera que la mala gestión de datos o la personalización pobremente ejecutada pueden incluso dañar a la empresa. Si una firma planea involucrar a la tecnología debe estar consciente de lo que ello implica, principalmente debe contemplar que se tendrá que hacer cargo de los datos de las personas y deberá hacer todo lo posible para evitar una filtración de lo mismos para proteger a la gente y a su marca.

La forma simple de evitar todas estas “molestias” es simplemente no recolectando datos.

  • No te satures con programas de gestión innecesarios

No hay duda de que al implementar programas para la gestión de la lealtad los mercadólogos tienen las mejores intenciones, si embargo, al final del día muchos de ellos no cuentan con el tiempo suficiente para gestionar sus programas de lealtad y analizar los reportes de datos, por ello es recomendable asegurarse de que, en caso de sumarse, un programa para la gestión debe producir resultados sin crear una carga de gestión innecesaria.

  • Descarta programas que requieran mucho entrenamiento

Hablando del software para la gestión de programas de lealtad, si un programa de lealtad requiere tecnología adicional, equipo o entrenamiento especial para los empleados, lo más seguro es que se trate de un programa complicado y costoso, el cual requiere una mayor inversión de entrada y hará que la marca sea más vulnerable a errores tecnológicos y de usuarios. Si tu idea es gestionar programas de lealtad de forma fácil y simple, evita estas soluciones.

  • Construye asociaciones

Como última buena práctica a poner en marcha, es buena idea que consideres construir alianzas con firmas empleadores grandes, colegios, clubs y medios locales que puedan mejorar la efectividad de tu programa de lealtad.