Durante la tarde de este sábado, el término “Pátzcuaro” se convirtió en tendencia dentro de redes sociales. El hecho es un ejemplo claro de un exitoso resultado de una estrategia de city marketing que tiene años de historia.

Todo comenzó cuando el embajador de Estados Unidos en México, Christopher Landau, publicó un mensaje en su cuenta de Twitter solicitando sugerencias para disfrutar de las fiestas de Días de Muertos en el país azteca, publicación que rápidamente sumó más de 874 comentarios, 180 retweets y más de 1.4 likes.

El embajador aseguró que nunca ha celebrado esta tradicional fiesta en tierras mexicanas, con lo que miles de usuarios, se dieron a la tarea de recomendar lugares y celebraciones particulares en donde las festividades que tienen lugar en Pátzcuaro, Michoacán, se llevaron el grueso de la conversación.

De esta manera, el término “Pátzcuaro” se ubicó como la cuarta tendencia dentro del mercado mexicano, generado en últimos 100 tweets cerca de 47.2 mil impresiones con un alcance potencial de 39.053 cuentas, según estimaciones de TweetReach.

Del reconocimiento al negocio

El hecho es un ejemplo de lo que puede lograr una buena estrategia de city marketing, misma que en el caso particular de la localidad michoacana en cuestión, tiene años de vigencia y, en años recientes, se ha mantenido gracias a los propios consumidores, quienes gracias a la asociación de este poblado y su tradición con las celebraciones de Día de Muertos han hecho de las fiestas de noviembre un motor para optimizar el consumo y la afluencia de visitantes tanto nacionales como extranjeros al tradicional lago.

Para darnos una idea, vale la pena reconocer que durante la edición 2018 de las mencionadas fiestas celebradas entre el 1º y 2 de noviembre, el municipio de Pátzcuaro registró asistencia de 65 mil personas con una derrama económica de 55 millones de pesos, además de una ocupación hotelera del 100 por ciento, según información oficial del gobierno del estado.

La importancia de una buena estrategia de city marketing

La conversación generada gracias a la solicitud del embajador, dejan en claro la importancia que tiene para los países desarrollar estrategias de city marketing, mismas que tiene como objetivo potenciar las fortalezas en términos de cultura, entretenimiento, gastronomía, infraestructura y riquezas naturales de una ciudad, municipio o localidad para convertirla en un foco de negocio.

Crear la marca de una ciudad es tan importante como desarrollar una marca que compite en el mercado comercial. En este sentido, diversas estimaciones indican que el promedio de valor de una marca representa el 30 por ciento del valor empresa de las acciones que cotizan en la bolsa de valores.

Cuando de marca país o ciudad hablamos, las intenciones no son diferentes. Con diferencias evidentes de origen, es preciso mencionar que, de acuerdo con el concepto acuñado por Roberto Occhipinti en 1989, la marca país o ciudad se refiere al valor intangible de la reputación e imagen de un país a través de sus productos, el turismo, la cultura, las empresas, los deportes o sus instituciones, razón por lo cual mantener en óptimos niveles este medidor es fundamental para, entre otras cosas, mejorar las oportunidades de capitalización de los bienes, servicios e infraestructura con la cuenta un país, en donde el fin primario y final será activar la cadena de valor a favor del desarrollo económico y bienestar general de la región y sus habitantes.

Impulsar este tipo de esfuerzos es especialmente importante en tiempos actuales, en donde actividades como el turismo pueden ser el salvavidas para muchas industrias ante el evidente escenario de incertidumbre que vive el país.

Recordemos que según la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), la situación económica actual ha provocado que la Inversión Extranjera Directa se reduzca en la Región por cuarto consecutivo, cayendo un 3.6 por ciento, hasta los 161 mil 173 millones de dólares, lo que hace que exista una mayor competencia entre destinos para captar esa inversión en la parte económica.

No obstante, el dinamismo del sector turístico es evidente. Para 2030 habrá 1,800 millones de turistas en el mundo, de acuerdo con la Organización Mundial del Turismo.