CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

¿Por qué debemos considerar el uso de mayúsculas en las marcas premium?

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on email
Utilizar las mayúsculas en los nombres de nuestras marcas puede lograr que los consumidores las puedan considerar del sector premium y realizar mayores pagos. 

Diferentes marcas premium utilizan las mayúsculas para escribir su nombre, pero ¿por qué hacen esto?

Diversas y variadas marcas de todo tipo de productos y para todo público son las que podemos encontrar en las calles y centros comerciales todos los días. Al momento en el que estas son creadas, se debe definir exactamente a qué tipo de público se quiere llegar para poder realizar las estrategias de marketing necesarias, como ubicaciones de publicidad, calidad de producto, innovación, diferencia, posicionamiento, etc. Algunas de estas, logran sobresalir de las demás, no por número de ventas, número de tiendas o por su publicidad, sino por el valor de sus productos.

Marcas de lujo y premium

Entre las marcas que cuentan con un valor más alto de lo convencional, encontramos principalmente a las marcas de lujo y las marcas premium, pero ¿qué tienen de diferente? ¿Qué las hace ser “premium” o “de lujo”? De acuerdo con el sitio de Conexión Esan, podemos considerar algunos puntos:

Marcas de lujo

Una marca de lujo posee originalidad, una historia particular y la capacidad de proporcionar un estatus a sus consumidores, logrando integrarlos de esta manera a una “élite”; este tipo de marcas no buscan promocionar el consumo masivo, sino a realizar ventas selectivas. Estas no escatiman al momento de emplear lo mejor, aunque esto signifique el uso de materiales muy costosos y escasos para su producción, por lo que no se encuentra al alcance de cualquier persona. Ejemplos de estas pueden ser Hermés, Louis Vuitton y Rolex, cuyas tiendas pueden suponer un mayor reto para encontrarlas.

Marcas premium

Por otro lado, tenemos a las marcas premium, quienes se posicionan en un sector determinado y se encuentran siempre al pendiente sobre lo que hace la competencia, empleando herramientas como el benchmarking; no obstante, a comparación de las marcas de lujo, estas no necesariamente optan por los acabados de calidad más exclusivos ni extraordinarios. Sin embargo, las marcas se preocupan más por estudiar los gustos y necesidades de los clientes para poder adaptarse a ellos, por lo que se podría ver que siguen más tendencias. Este tipo de marcas cuentan con una variedad más amplia de clientes y suelen ser marcas actuales. Ejemplo de esto pueden ser BMW o Zara, que cuentan con productos costosos, pero disponibles para el público en general.

Estas marcas pueden parecer bastante similares para las personas que no se encuentran dentro de este mercado, no obstante, los más conocedores y fanáticos de marcas cuyos productos representan un alto nivel monetario, seguramente podrán diferenciarlas más sencillamente. No obstante y a pesar de que estas cuentas con sus respectivas características, también cuentan con algunas similitudes, particularmente en sus nombres.

Las marcas premium y los nombres en mayúsculas

Las marcas de lujo y premium suelen tener una constante que, a pesar de no ser una regla obligatoria, si se encuentra bastante presente, las letras mayúsculas en sus nombres, pero ¿se trata de una simple coincidencia?

De acuerdo con Mercado Negro, Psicólogos descubrieron que los caracteres en mayúsculas tienen un efecto constante en lo premium que parece ser una marca. De acuerdo con el sitio, distintos factores entran a la hora de catalogar a una marca como premium (desde la mente del consumidor), como lo es el color, el empaque y la forma. Las mayúsculas lograrían resaltar de entre las demás marcas y captando más la atención del consumidor a comparación de las minúsculas, por lo que los usuarios tendrían más probabilidades de reconocer estas como premium; en base a esto, la elección de un cambio en la mayúscula o minúscula de una marca, podría cambiar por completo el significado de ella ante los clientes.

Es decir que, en efecto, utilizar las mayúsculas en los nombres de nuestras marcas puede lograr que los consumidores las puedan considerar del sector premium y realizar mayores pagos. 

En contraparte, las marcas que optan por utilizar letras minúsculas son mejores en caso de optar por una estrategia de ventas con precios más bajos. 

Entre algunas de estas marcas que han puesto su nombre en mayúsculas, tenemos una alta variedad y todas de precios a los que no cualquier cartera puede acceder, como es el caso de Dior, Burberry, Saint Laurent, Balmain, e incluso en ocasiones Calvin Klein.

La importancia del diseño para las marcas

El uso de las mayúsculas en las marcas premium, se debe gracias al trabajo del diseño de la marca, logrando ser este quien marca la diferencia sobre la percepción que tiene el consumidor sobre una empresa, producto o incluso servicio.

A pesar de ser un área a le ha costado trabajo ganarse su lugar entre quienes se encuentran en el mundo de los negocios, ya que cualquier persona puede tomar un lápiz y realizar un boceto para crear una imagen que pueda representar a nuestra empresa, un diseño que está realizado a manos de un profesional capacitado, cuenta con las habilidades necesarias para poder expresar dentro de este la imagen de una marca, sus valores y su identidad en general para poder influir en la psicología de compra del consumidor.

No solo se trata sobre los colores, varios aspectos a considerar pueden llegar a cambiar la identidad de nuestro diseño ante los ojos del mundo, por ejemplo los colores utilizados, tipografía, tamaños de letra, separación entre estas, ángulos, etc.

De acuerdo con el sitio de Venngage, podemos encontrar diferentes reacciones ante un logo, entre ellas:

Influir en nuestras desiciones – Un logo se sitúa en la mente del consumidor, quien empieza a asociar la marca con distintas emociones, ideas, letras formas y colores, creando inconscientemente juicios de valor.

Dar una buena impresión – Un logotipo tiene altas probabilidades de impactar a las personas, haciendo que las marcas puedan prevalecer en la mente del consumidor, si es que están hechos de buena manera.

Promueven la fidelidad de la marca – a medida que una empresa crece, este logotipo logra hacerse más familiar para la población, creando la sensación de ser una empresa conocida, por lo que es más probable que nos busque con frecuencia.

Notas relacionadas:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Artículos Premium

Artículos Premium

Más de Merca2.0

Artículos relacionados