Para Huawei las cosas parecen ser más complicadas de lo que proyectaba para este año. Por un lado, las primeras mermas en su negocio se vieron impulsadas por las complicaciones en la movilización de sus teléfonos por el freno impuesto por Google, el cual se sumó a la necesaria paralización -cuando menos parcial- de sus operaciones en uno de sus principales mercados a causa del coronavirus: China.

Todo esto parece hacer más grave una situación que la compañía ya padece. Las declaraciones recientes de sus directores indican que a la marca le estaría costando hacer rentable su negocio en el segmento de telefonía de gama alta.

La incursión del fabricante chino

A mediados del año pasado, los estudios indicaban que Huawei estaría entrado con singular fuerza al segmento de gama alta.

Un estudio realizado por Counterpoint, indicaba que Apple era la marca que más smartphones de gama alta vendía en el mundo, con un dominio del 51 por ciento del mercado, cifra que la dejaba muy por encima de Samsung (22 por ciento) y Huawei (10 por ciento), los cuales ocupaban el segundo y tercer lugar respectivamente.

Aunque es cierto que era viable la grande brecha entre el primer y tercer lugar del listado, la realidad es que para Apple los datos se presentaron como señal de alerta ante la manera en la que Huawei comenzaba a escalar en dicho ranking.

Mientras la empresa de Cupertino cayó en participación en el mercado de ventas de smartphones de gama alta de 58 por ciento a 51 por ciento entre 2017 y 2018, al tiempo que Samsung pasó de 23 a 22 por ciento, Huawei creció del 8 al 10 por ciento.

El crecimiento de la firma era aún más visible en mercados como Latinoamérica, región en donde Samsung domina el mercado de los teléfonos premium, seguida de Huawei, LG y Motorola.

¿Es rentable?

Para Huawei los números presentados sin duda hablaban de un crecimiento en lo relacionado con el movimiento de sus dispositivos dentro del mencionado segmento. No obstante, esto parece no ser suficiente y la marca en lugar de ganar estaría perdiendo, específicamente 60 millones de dólares.

Cuando menos así lo indican las recientes declaraciones dadas por Yu Chengdong, CEO del Consumer Business Group de Huawei, quien indicó que hasta el momento, la firma no ha recibido beneficios reales de la venta del Huawei Mate Xs.

En una entrevista, entregada luego del lanzamiento del Huawei P40, el directivo indicó que pese a que el precio del Mate Xs es alto, los costos de fabricación superan al beneficio.

Yu Chengdong incluso indicó que a pesar de que este dispositivo lanzado en febrero se vende en cerca de 16 mil 999 yuanes (2 mil 400 dólares), las pérdidas por esta misma terminal se sitúan entre los 60 y los 70 millones de dólares.

En general esto responde a los costos de producción en general, en donde la pantalla se lleva un porcentaje importante.

Las pérdidas no son menores y aunque el dispositivo ha tenido buena aceptación, lo cierto es que se tratará de una pérdida para Huawei hasta que el coste de las pantallas plegables se reduzca.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299