El problema que ahora enfrenta Facebook de cara a agencias y anunciantes ha cobrado factura. El boicot cantado hacia la red social como plataforma publicitaria ya tiene una cifra de pérdidas para el imperio de Mark Zuckerberg.

La riqueza del empresario norteamericano se redujo en 7 mil 200 millones de dólares a causa de la desbandada de muchas empresas y agencias, al tiempo que las acciones de Facebook cayeron al cierre de las operaciones del viernes en 8 por cientos, de acuerdo con Business Insider.

La campaña #StopHateforProfit

Estas pérdidas son resultado de la campaña #StopHateforProfit, misma que fue lanzada el pasado 19 de junio, luego de la negativa de Facebook ha eliminar y denunciar una publicación emitida por Donald Trump, en la cual amenazaba a los manifestantes que se pronunciaron en contra de la violencia a causa de la muerte de George Floyd.

La campaña busca generar presión a Facebook para que incorpore políticas de moderación más estrictas que sean aplicadas de manera uniforme para todos los usuarios sin importar su peso político o social.

A este movimiento se han sumado grandes marcas. Las primeras en sumarse fueron empresas como North Face, Verizon y Hershey Co, las cuales durante la últimas semana anunciaron que pausaron o detuvieron sus inversiones publicitarias en Facebook y otras redes sociales hasta que las cosas no cambien.

A estas se sumó Unilever, marca que en días pasados indicó que “dado nuestro marco de responsabilidad y la atmósfera polarizada en los Estados Unidos, hemos decidido que desde ahora y al menos hasta fin de año, no publicaremos publicidad de marca en las plataformas de suministro de noticias de redes sociales Facebook, Instagram y Twitter en Estados Unidos”, ya que “continuar publicitando en estas plataformas en este momento no agregaría valor a las personas y a la sociedad”.

El último gran golpe se gestó a manos de Coca-Cola. El viernes la gigante con base en Atlanta anunció que está pausando toda la publicidad digital en las plataformas de redes sociales a nivel global, durante al menos 30 días, decisión que comenzará a tener efecto a partir del 1 de julio. 

“No hay lugar para el racismo en el mundo, y no hay lugar para el racismo en las redes sociales”, dijo el CEO y presidente de The Coca-Cola Company, James Quincey en un comunicado citado por varios medios de comunicación estadounidense.

Ingresos en riesgo

Para Facebook y Twitter, este debería ser un movimiento que prenda todas las alertas. Basta con entender cómo se han movido las últimas cifras alrededor de los ingresos publicitarios de estas plataformas.

De acuerdo con el último reporte financiero de Facebook durante el primer trimestre del año su negocio tuvo una ganancia de 5 mil millones de dólares, lo que se traduce en una alza de 18 por ciento en comparación con el mismo periodo del año anterior.

No obstante, registró una caídaen los ingresos publicitarios a fines de marzo por la crisis del coronavirus.

Sobre la misma línea, desde SocialMedia Today, recuerdan que Twitter alertó sobre una caída en la inversión publicitaria a causa de la emergencia sanitaria. Entre el 11 y el 31 de marzo, período que entraba dentro de ese primer trimestre, sus ingresos publicitarios cayeron en un 27 por ciento.

Estas cifras, con la cantidad de empresas que han decidido disminuir o bien eliminar sus inversiones publicitarias, simplemente se harán más grandes en el trimestre siguiente, lo que no es buena noticia para Facebook ni Twitter si consideramos que ante sí tienen la amenaza de una plataforma que parece ir con todo para quedarse con gran parte del pastel publicitario: TikTok.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299