x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Pobres niños ricos

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
La mayoría de los aficionados a algún deporte cambiaríamos casi cualquier cosa por poder cambiar lugar con alguno de ellos, sobre todo cuando los vemos llegar a los entrenamientos en carros lujosos o cuando vemos sus suntuosas mansiones junto a la playa; sin embargo qué pasaría si supiéramos que el 78 por ciento de los jugadores de la NFL caen en bancarrota apenas 2 años después de retirarse, probablemente las cosas cambiarían.

Por Alan Campos
Twitter: @giallor84
Correo: acampos@merca20.com

La mayoría de los aficionados a algún deporte cambiaríamos casi cualquier cosa por poder cambiar lugar con alguno de ellos, sobre todo cuando los vemos llegar a los entrenamientos en carros lujosos o cuando vemos sus suntuosas mansiones junto a la playa; sin embargo qué pasaría si supiéramos que el 78 por ciento de los jugadores de la NFL caen en bancarrota apenas 2 años después de retirarse, probablemente las cosas cambiarían.

Notas relacionadas:
Johnny Manziel, la nueva gran mercancía de la NFL

De acuerdo con un artículo publicado por la revista Sports Illustrated el 60 por ciento de los jugadores de la NBA corren la misma suerte que los futbolistas a menos de 5 años de haber dejado las duelas, pero lo anterior no es un mal exclusivo de los estadounidenses, sino del mundo de los deportes en general, decenas, quizás cientos y hasta miles, de futbolistas, boxeadores y beisbolistas sucumben año con año ante la incapacidad de manejar estas sumas tan impresionantes de dinero.

Si bien es cierto que la culpa es mayoritariamente de los atletas por no saber administrar sus recursos, también las marcas conllevan una parte de ella, es decir qué es lo que esperan que haga un ‘niño’ de 19 o 20 años cuando le ofrecen un contrato por varios millones de dólares, evidentemente la mayoría correrá inmediatamente a la concesionaria de coches más cercana a comprar el automóvil con el que siempre soñó.

Y el problema es cada vez más grave, pues las marcas son cada vez más codiciosas ante la gran competencia que existe y comienzan a ofrecer contratos a las jóvenes promesas a más corta edad, prueba de ello es la figura de Johnny Manziel quien a sus 21 años firmó un contrato multimillonario con Nike aún antes de ser escogido en el Draft de la NFL y pese a haber sido arrestado por conducta inapropiada durante su tiempo como jugador colegial y pese a su supuesto cobro por autógrafos, claros indicios de alguien que puede llegar a formar parte de la estadística.

Es claro que las marcas no dejarán de pagar sumas estratosféricas a los deportistas, sin embargo sería conveniente que éstas comenzaran a preocuparse por asegurar el futuro de aquellos atletas que les brindarán tantos millones de dólares, sobre todo en el caso de los deportistas más jóvenes.

Uno de las más claros ejemplos de lo anterior es el estadounidense Mike Tyson, quien debutó a los 18 años de edad como boxeador profesional, y quien pese a cobrar más de 30 millones de dólares por varias de sus peleas, amasando una fortuna superior a los 300 millones de dólares, tuvo que declararse en bancarrota en 2003.

Sin lugar a dudas el ser deportista conlleva muchas ventajas, pero sólo para aquellos que saben lidiar con la fama y los millones de dólares que ésta conlleva.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Únete a la comunidad más grande marketing en español del mundo. Más de 150 mercadólogos inscritos.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados