x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

4 razones por las que tu perfil de LinkedIn no te ayuda profesionalmente

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest

¿Sabes por qué tener un perfil de LinkedIn es clave para los profesionales?, la respuesta es simple, porque se trata de la plataforma principal para promoverse a ese nivel, el profesional.

Puede que no tenga los mismos números destacables de Facebook o Instagram (en cuanto a la cantidad de usuarios), pero LinkedIn, con sus 500 millones de miembros, se puede considerar una plataforma de gran importancia para los profesionales con presencia en el mundo digital, tanto para los que quieren mejorar sus oportunidades de conseguir trabajo, para los que buscan desarrollar el networking así como para los que desarrollan el social selling. ¿Sabías que, según lo destaca Reply.io, gracias a este espacio 98 por ciento de los profesionales de ventas con más de 5 mil contactos logran cumplir o superar siempre sus cuotas?

Los beneficios que aporta la plataforma son muchos, sin embargo no todos logran experimentarlos y esto puede deberse a diversos errores que aún no han detectado, por ello, en esta ocasión te compartimos 4 de ellos que pueden estar afectando tus acciones en esta red social.

¿Qué aspectos afectan tu perfil de LinkedIn?

  • La foto de perfil

Actualmente es posible observar fotos de perfil de LinkedIn de todo tipo, están las de los sujetos con rostros burlones, las de mujeres que recortaron la foto con el novio o los amigos (pero que no lo hicieron muy bien), las que están mal alineadas, las que necesitan iluminación, las que tienen exceso de luz de fondo, las que sacaron del título o del CV, las que tienen un close-up muy marcado, las que tienen filtros, etcétera.

Todas esos ejemplos anteriores representan un error que puede estar afectando al perfil, lo preocupante es que resulta fácil encontrarlas, basta con dar un vistazo a la lista de contactos.

Las fotos de perfil en esta red social necesitan ser más profesionales (incluyendo la parte de la vestimenta) pues se no es una red social como cualquier otra, preferentemente las fotos deben estar bien enfocadas, bien iluminadas, y en general deben lucir bien, es decir, debe ser fácil notar los rasgos de una persona. Aún cumpliendo estos requisitos, las fotos pueden mostrar bien quién eres, es decir tu personalidad, por ejemplo, si te gustan los libros puedes tomar la foto en una biblioteca, lo mismo si te gusta el arte (esta recomendación puede no aplicar muy bien si te gustan las discotecas).

  • La foto de portada

La foto de portada en el perfil de LinkedIn muchas veces no es tomada en cuenta, diversos profesionales se limitan a conversar la que aparece por defecto, sin embargo, debes saber que este puede ser un espacio clave ya se que buscas conseguir un trabajo o si eres un profesional gestionando su marca personal. La foto de portada también es un espacio que puedes aprovechar para mostrar quién eres y por qué la gente debería tomarte en cuenta.

Como recomendación general, esta foto debe mostrar tu pasión sin ser demasiado personal. Así como tu foto de perfil, debe ser profesional sin llegar al punto en que parezca una foto de stock. Tal como el ejemplo mencionado en el punto anterior, puedes impregnar tu personalidad en esta foto, si te gusta trabajar con datos, puedes colocar de fono una imagen relacionada con ello.

La clave para tener una foto de portada efectiva en esta red social para profesionales es encontrar un balance entre el profesionalismo, tus pasiones y lo que es relevante para tu carrera. Incluso si no tienes la capacidad de encontrar o tomar una foto con estas características, puedes recurrir a los bancos de imágenes para encontrar algo que no se vea muy “de stock”.

Muchos profesionales suelen apalancar este espacio para dar a conocer elementos como sus sitios web, proyectos u otras redes sociales donde se les puede encontrar.

  • El encabezado

El encabezado, ese espacio donde puedes describir quién eres, cual es tu formación o qué es lo que haces, también es un espacio en el que se pueden cometer errores. Diversos expertos coinciden que el tratar de impresionar con el encabezado generalmente no resulta en una práctica adecuada, pues antes de impresionar esto se ve como algo condescendiente y exagerado. La mejor recomendación es dejar que tu experiencia sea la que cuente la historia de quién eres y qué haces.

En ese sentido es mejor que optes por poner tu profesión y dónde trabajas, evita textos y frases del tipo “Dime cómo te sientes.”  Por otra parte, si quiere mostrar algo de personalidad en este espacio, también es importante que no temas hacerlo, pero contempla que esto debe ser breve, simple y atractivo para las personas pues toda una oración puede que no se muestre por completo en la vista previa de tu perfil, entre 3 y 6 palabras está el rango ideal al cual apegarse, en lugar de colocar oraciones como “Profesional de la mercadotecnia, amante de los libros con pasión por la fotografía”, considera organizar esta información de la siguiente forma: Mercadólogo | Lector | Fotógrafo. La idea es elegir bien las palabras a destacar.

  • Las publicaciones

Finalmente, considera que tu perfil de LinkedIn también puede verse afectado por las publicaciones, todo post al que le das recomendar, todo comentario que haces y todo contenido que compartes contribuye a este currículum digital que es tu perfil en la red social de los profesionales. A menos que el uso de insultos y groserías sea parte de tu marca personal, es poco recomendable que te  expreses con este tipo de palabras en la plataforma.

Otro aspecto a considerar son las opiniones que expresas, ocasionalmente pues estar bien compartir opiniones políticas, sin embargo, es importante tratar de hacerlo lo menos posible, de hecho muchos profesionales prefieren no hacerlo directamente en esta red social, aún así, si decides interactuar bajo este tipo de temas, debes tratar de hacerlo de la forma más considerada y diplomática posible para evitar problemas. Si no crees poder ser capaz de hacerlo, es mejor evitarlo por completo, recuerda la popular frase: “Si no tienes nada bueno que decir, mejor no digas nada”.

Referente a las publicaciones, es buena idea que al usar la plataforma para buscar trabajo o hacer contactos de negocios, cures los postes que harás para mostrar tu pasión y expertise, por ejemplo, si buscas un trabajo en marketing, aprovecha tus publicaciones para discutir noticias relevantes del sector. Por otra parte, cuando vayas a comentar en un artículo o publicación piensa cuidadosamente lo que dirás, contempla si es considerado, relevante o si muestra tu experiencia.

Es importante no olvidar que tu perfil de LinkedIn funge como un CV online o tu tarjeta de presentación y que por este motivo es necesario proyectar la mejor imagen posible.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Premium

Populares

Únete a Merca2.0

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.
Más de Merca2.0

Artículos relacionados