Este martes, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reconoció que existe “evidencia emergente” de la propagación mediante el aire del coronavirus, situación que podría modificar las medidas y protocolos de seguridad para evitar el contagio.

“Hemos estado hablando sobre la posibilidad de una transmisión aérea y por aerosol como una de las formas de propagación del Covid-19”, afirmó Maria Van Kerkhove, jefa técnica de la OMS para el Covid-19, en una rueda prensa.

Cambio a considerar

Hasta el momento, la OMS sostenía que el virus que ha puesto en jacque a todo el mundo, se transmitía mediante pequeñas gotas emitidas desde la nariz y boca de una persona infectada, mismas que caían de manera rápida las superficies.

El contacto con las mismas mediante las manos, por ejemplo, es clave para la transmisión del coronavirus.

No obstante, en una carta abierta dirigida al organismo mundial de salud publicada en diversos medios como The New York Times o la revista Clinical Infectious Diseases, cerca de 239 científicos precedentes de 32 países dieron a conocer pruebas que, en su opinión, son suficientes para considerar que  pruebas que las partículas del virus se quedan en el aire con la capacidad de infectar a aquellas personas que las inhalan.

Con estos hallazgos, los científicos piden a la OMS sus normativas y recomendaciones, considerando que las actuales no son suficientes para dar respuesta a esta aparente nueva variante de contagio.

Al respecto, la jefa técnica de prevención y control de enfermedades de la OMS, Benedetta Allegranzi, afirmó que hay evidencias emergentes sobre la transmisión por vía aérea del coronavirus, aunque hasta el momento no pueden tomarse como definitivas.

“No se puede descartar la posibilidad de una transmisión por vía aérea en lugares públicos, sobre todo en condiciones muy específicas de lugares abarrotados, cerrados y mal ventilados que han sido descritos”, destacó al tiempo que detalló que “no obstante, las evidencias deben ser recopiladas e interpretadas, y seguimos respaldando esto”.

Nuevas medidas podrían estar en puerta

La consideración de la OMS sobre este nuevo vehículo de contagio ha llevado al organismo ha establecer colaboración con el grupo de científicos que sostienen dicha tesis.

De manera puntual, María Van Kerkhove, aseguró que la OMS ya colabora con varios expertos que han firmado la carta para determinar la veracidad de sus hallazgos.

“Mantenemos relación con este grupo de científicos desde abril, a través de distintas redes, y damos la bienvenida a la colaboración con científicos de todo el mundo”, aseguró la jefa técnica de la OMS.

A la espera de que se estudie esta posible nueva forma de contagio, lo cierto es que de confirmarse se podría tratar de un nuevo golpe para el sector empresarial.

Las medidas tendrían que ajustarse, en donde además de las normas y condiciones con las que ya muchas tiendas del sector retail han vuelto a la normalidad, deberán sumarse nuevas entre las que destacarán la necesidad de ventilación natural, un aforo menor de personas así como medidas más restrictivas, por ejemplo, en el tema de distanciamiento entre clientes.

PAra muchos centros comerciales ubicados en el país, este asunto podría ser todo un desafío si consideramos que gran parte de sus instalaciones son cerradas y utilizan como medio de ventilación sistemas de aire acondicionado.

Aunque nada está dicho aún, es importante no perder de vista estos nuevos hallazgos que podrían modificar una vez más la relación del consumidor con la pandemia, sus marcas y puntos de venta.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299