Novartis y Pfizer hacen cobranding para entrar a un mercado lucrativo

Novartis y Pfizer trabajaron por separado para tratar la esteatohepatitis, un mercado que tiene un potencial de valor de 35 mil millones de dólares

  • Novartis y Pfizer trabajan en conjunto para tratar la esteatohepatitis

  • Este mercado tiene un potencial de valor de 35 mil millones de dólares

  • Se trata de una enfermedad progresivo al hígado graso

Según un reporte de Reuters, las firmas de laboratorios Novartis AG así como Pfizer Inc se unieron con el objetivo de desarrollar fármacos para combatir una enfermedad hepática que según muchas empresas del sector, creará un mercado sumamente lucrativo, ya que está relacionada con las epidemias de obesidad y la diabetes.

De acuerdo con la agencia, ambas farmacéuticas anunciaron la colaboración para desarrollar terapias combinadas con medicamentos en los que han estado trabajando por separado con la finalidad de tratar la esteatohepatitis no alcohólica (NASH, por su sigla en inglés).

A pesar de que no es una enfermedad muy conocida, este padecimiento es progresivo al hígado graso, el cual no tiene tratamientos aprobados, se podría convertir en la principal causa de trasplantes de este órgano al 2020.

La NASH, refiere Reuters, está estrechamente relacionada con la obesidad y la diabetes, se está convirtiendo en un importante problema de salud a nivel mundial, especialmente entre la población con dietas basadas en alimentos grasos. En caso de que no se controle, puede provocar una cirrosis avanzada e insuficiencia hepática.

De tal modo que fabricantes de medicamentos como Pfizer, Novartis, Giled Sciences Inc y Allergan PLC ven un potencial mercado de entre 20 mil y 35 mil millones de dólares, de acuerdo con diversas estimaciones, como una fuente de crecimiento futuro.

Múltiples empresas pequeñas se han centrado en los tratamientos para combatir la NASH y están muy por delante en sus esfuerzos frente a Pfizer y Novartis entre ellas Intercept Pharmaceuticals y Genfit.

La agencia sostiene que si bien los resultados han demostrado que el aumento de actividad física y la alteración de los patrones dietéticos pueden ser una primera línea de defensa contra la enfermedad. Eric Hughes, quien dirige el programa de desarrollo de hepatología de Novartis, ha visto de primera mano la necesidad de contar con más opciones farmacéuticas.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299