Durante las primeras horas de este domingo, Sanborns se ubicó dentro de las primera tendencias en Twitter luego de que diversos usuarios alertarán sobre el cierre de uno de sus restaurantes más icónicos en la Ciudad de México.

Quien dio la noticia ha sido Diego Gomez Pickering, un diplomático mexicano quien advirtió que estaba triste al enterarse que la sucursal de Sanborns en Avenida la Paz cerraría.

El impacto en redes sociales

Esto llevó a la marca perteneciente a Grupo Carso a mantenerse durante todo el día dentro de los temas más populares en redes sociales.

En Twitter, la etiqueta Sanborns  habría generado cerca de 4 mil 773 tweets gracias a las publicaciones de cientos de usuarios que despidieron con nostalgia a la sucursal de la marca.

Lo cierto es que de manera paralela el término “Carlos Slim” comenzó a ganar relevancia con cerca de mil 238 tweets, luego de que algunos usuarios cuestionarán las supuestas razones detrás del cierre, mismas que se adjudican a una presunta falta de apoyo del gobierno.

Con esta supuesta razón detrás del cierre, los usuarios se cuestionan sobre lo que sucederá con el empleos perdidos al tiempo que descalifican la presunta causa del cierre.

En este contexto, es importante mencionar que durante el primer trimestre del año las ventas de la compañía del sector de tiendas departamentales y restaurantes alcanzaron un monto por 11 mil 323 millones de pesos, una variación negativa de 1.4 por ciento.

Sin posición de la marca

Lo cierto es que a pesar de las críticas, hasta el momento del cierre de esta nota, la marca no ha dictado postura sobre el posible cierre y las razones detrás del mismo, posición que podría no favorecer a la marca en un momento en el que el consumidor es especialmente receptivo al cuidado que las empresas dan a sus empleados.

Los números son claros. Un reciente estudio firmado por McCann Worldgroup Truth Central, indica que apenas el 14 por ciento de las personas a nivel mundial creen que sus gobiernos están muy preparados para enfrentar al COVID-19.

De hecho, un  análisis entregado por Edelman, destacó que para el 55 por ciento de las personas las empresas y marcas están respondiendo con mayor rapidez y efectividad que los gobiernos.

Por tanto no resulta extraño que para el 62 por ciento de los consumidores sus países no superarán la crisis sin el respaldo de las marcas.

De esta manera, las exigencias por parte de los consumidores hacia sus marcas giran sobre un mismo eje:

  • El 90 por ciento de los consumidores espera que las marcas trabajen para proteger el bienestar y la seguridad económica de sus empleados y proveedores hasta que termine la pandemia
  • El 89 por ciento esperan que las empresas adapten su producción para ayudar a los consumidores a afrontar los desafíos actuales.
  • Entre el 89 por ciento la demanda está en la oferta de productos gratuitos o a menor precio a las entidades de salud, los grupos de alto riego y a aquello que su empleo se haga visto afectado.
  • Por último, el 90 por ciento de las personas espera que las marcas colaboren con el gobierno para encontrar soluciones.

Para las marcas seguir de cerca la evaluación de estos aspectos será fundamental para delinear estrategias de comunicación y mercadotecnia efectivas luego de que la pandemia pasase, momento en el que se enfrentarán a un consumidor totalmente distinto.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299