No me puedo soltar: relaciones co-dependientes

Por Paco Santamaría y Anaí Aguilar
Correo: [email protected]
Twitter: @pacosantamaria
Correo: [email protected]
Twitter: @anaiaguilar

Paco X. Y que me llama. Y me dice que me tiene un chisme. Caray, ya quedo con ella de verme para tomar una cerveza y que me cuenta todo. Usó el 70 por ciento del tiempo que nos vimos para hablar mal de su novio. Yo sólo le decía que no consideraba oportuno hablar mal de su pareja a otro. Que si era un inmaduro, forever, alcohólico e irresponsable. Que nunca llegaría a nada con él. Y yo mientras me preguntaba: ¿Qué hago aqui? No soy su consejero sentimental. No soy su mejor amigo. No soy ningún experto en relaciones de pareja formales o a largo plazo. De hecho no tengo nunguna relación formal desde hace un año. Yo lo que quería era salir con una niña como ella porque me gustaba. Eso sí. Me gusta. Después de eso, le digo que me gustaría salir con ella y que me gustaba. Le pregunté si saldría con alguien como yo y contestó que sí. En fin, para no contarte todo el chisme completo, la invité a salir 2 veces más después de esa salida y me abrió totalmente. Luego me la encuentro a la semana en un evento con su novio, sí del que habló súper mal. ése, el inmaduro. Y yo no entiendo nada, ¿por qué a veces no podemos soltarnos de una relación por más descontentos que estemos?

Anaí Y. Yo creo que es muy simple, aterrízalo a un ejemplo dramático. ¿Por qué la gente sigue fumando si saben que les va a dar cáncer, y es la peor enfermedad que nuestra medicina no ha podido combatir?

Paco X. Por autoestima, estrés, soledad, en fin, malos hábitos que no te permiten cambiar tu vida y crecer. Simplemente se enganchan. Puede ser que la otra persona tenga muchos defectos pero sea buen amante,  Son como autosaboteos ¿no?

Anaí Y. Exacto! Autosabotages… Ni siquiera sabía que la palabra existía jaja… Yo creo que también mucho es porque nos han vendido la idea de que la soledad es mala, muy mala y la tenemos que llenar con vicios, dramas, más vicios, ocio, y obviamente perros y amantes ¿no?

Paco X. Tú, ¿a qué marca y a qué ser humano te has enganchado? ¿Es lo mismo?

Anaí Y. No sé si sea lo mismo… Yo hace un par de años me enganché con Starbucks, y si me gastaba diario 40 pesos por un café…. ¿Tu lo haz hecho?

Paco X. Yo estoy enganchado con Blackberry. Puros malos tratos me da y ahí sigo. No sé qué decir al respecto. Me da verguenza hablar mal de un producto que tengo conmigo todo el tiempo y que no soy capaz de dejar, sólo me quejo. Esto es patético y lo vivo todo el tiempo. Mi Blackberry se pasma, se traba el track ball, es lento. En fin, todo el tiempo me quejo de mi BB y no soy capaz de dejarme de quejar y saltar a otro producto que realmente me haga crecer. Así más o menos son las relaciones también. ¿Tú eres de esos que tienen decisión y te armas de valor y dejas las malas compañías ? ¿O te lo piensas demasiado?

Anaí Y. Creo que como tú, hay muchos enganchados o enajenados con Blackberry y, por ejemplo con Telcel, que le ha llovido por sus malos servicios; yo sí soy de decisiones rápidas, no me gusta, next. He pasado por todas las compañías de telecomunicaciones en México. Pero también nos falta desenamorarnos mas rápido de las marcas que no nos sirven, ¿no? ¿Qué factor sera el que no nos deja? ¿Será cultural?

Paco X. El miedo. El miedo a perder lo poco que tenemos y cómo lo tenemos , aunque sea que nos haga daño. Hay que quitarse el miedo y cambiar , se dice fácil pero es difícil como diría Alex Lora. En fin, tenemos que quitarnos los malos hábitos, las malas compañías y las malas experiencias de servicios. Sólo tenemos una vida. Si no te gusta lo que tienes, ve por lo que quieres y te gusta, ¿cómo ves?, ¿está muy difícil?

Anaí Y. No sé que decirte… No sé si sea exactamente miedo lo que nos sucede. Es más bien esta zona de confort ¿Dime por qué no te haz cambiado de celular? ¿Te da miedo, o te da flojera hacer un research y cambiarte de plan?

Paco X. Me da mucha pereza hacer el trámite y quedarme incomunicado. Es entre miedo y pereza. No imagino vivir sin mi número y qué tal que alguna ex me quiere llamar  a mi celular y mi número ya no existe. También es miedo al trámite y a la burocracia. Con esto sí que estamos enganchados. Y mucho. ¿Por qué no nos atrevemos a dejar las malas relaciones?  Es aquí en donde realmente enseñamos nuetros defectos humanos, ¿tú crees que las nuevas generaciones no sean tan enganchadas y vivan más libres en relaciones más prácticas y constructivas?

Anaí Y. Yo pienso que sí somos más prácticos, y por eso quizá la mercadotecnia ha tenido que cambiar sus bases y explorar nuevas formas. Uno, para mantenernos contentos, y dos para engancharnos. Somos como las novias fresas que no se engañan tan fácil… ¿Como ves?

Paco X. Sí eres una novia fresa. Sí, Sí. Pero está interesante ese concepto de la novia fresa que no se puede engañar. Espero que lo apliquemos a nosotros mismos. Ser la novia fresa de nosotros mismos y que no nos autoengañemos. No hay peor cosa que engañarse a uno mismo. En fin, la cosa es que tratemos de vivir lo menos enganchados a las cosas, las personas y las marcas. Fluir libres, total, aquí en esta vida estamos sólo de paso, ¿no?

Anaí Y. Ja! No seamos existencialistas ¿Que no la mercadotecnia es enganchar? ¿Que no a eso nos dedicamos?

Paco X. Me encantas porque siempre me aterrizas. Sí, a esto nos dedicamos al fín, a enganchar a las personas con las marcas.

Anaí Y. Exacto! No podemos hablar de ser libres, si luchamos todos los días para convertir a nuestros clientes en esclavos de nuestras marcas. ¿Fuerte? No, sólo real.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299