No más ‘chicas Heineken’ para promocionar cerveza ante acusaciones de abuso sexual

Heineken
Foto: Bigstock

La empresa cervecera holandesa ha decidido que ya no contratará más “chicas de la cerveza” para promocionarse en los establecimientos y eventos en los que tiene presencia Heineken, después de reconocer que las trabajadoras han tenido que enfrentar abusos sexuales de distinta índole en varios países.

La situación que ha sido reconocida por Heineken, se ha dado en varios de sus 20 mercados africanos, de los 70 en los que opera a nivel mundial. Más específicamente la compañía ha señalado que “ha habido denuncias de intimidación física, verbal o sexual en Burundi, República Democrática de Congo, Nigeria, Kenia, Sierra Leona, Uganda”. Una información que se ha dado a conocer después de obtener los resultados de la auditoria encargada por la propia firma holandesa y realizada por Partner Africa, una ONG especializada en comercio ético.

Como consecuencia de esta situación, Heineken ha establecido un nuevo código de conducta con el objeto de proteger y apoyar a las mujeres contratadas para actividades promocionales por parte de terceras partes que responden a la cervecera.

En el continente africano, existen cerca de 2.000 de las denominadas “chicas de la cerveza” cuya tarea es promover el consumo de los productos de Heineken en establecimientos y eventos públicos y privados. Su indumentaria varía de jeans y camisetas en algunos países, pero en otros como Mozambique, Kenia y Uganda, se acude al uso de minifaldas o ropa ceñida, aunque esto no lo establece de forma directa la empresa holandesa.

Para la elaboración de este informe Partner Africa entrevistó a 181 mujeres en 17 países africanos y casi un tercio (57) admitió ser víctima de distintos comportamientos inadecuados con componente sexual por parte de los clientes. El caso más notorio ha sido el de Mozambique donde 13 mujeres denunciaron intimidación sexual explícita, lo que ha llevado a la cervecera ha detener este tipo de actividades promocionales en ese país.

Según las declaraciones de los portavoces de la marca: “Hemos trabajado mucho para poner este asunto sobre la mesa y abordarlo de forma efectiva. No es de recibo que la gente que nos hace publicidad se sienta insegura o sea molestada, y no lo perderemos de vista”, que además han explicado que serán encargadas otras auditorias auditorías similares en los mercados de América Latina y Asia.

Por su parte, Olivier van Beemen, periodista holandés de investigación y autor de dos obras sobre Heineken y su presencia en los países africanos, señala que estos abusos son conocidos hace dos décadas, por lo que considera que la medida llega tarde.

De hecho, sus libros han provocado que Heineken tenga problemas con su imagen y sufra la retirada de apoyos de otras organizaciones, por lo no aprobar esta situación, como ha sido el caso del Fondo Sostenible de ASN Bank y The Global Fund, la fundación que lucha contra el sida, la malaria y la tuberculosis con ayuda de Bill Gates, cofundador de Microsoft.