x

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

“No contratamos fumadores”: ¿Contradictoria vacante de una ONG que busca mejorar a México? 

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Aunque la ONG defiende sus principios desde la vacante, su decisión explicita de no contratar fumadores puede ser leído como un tema de discriminación laboral.

La coherencia en el discurso y los hechos es una de los principales factores que inciden en la reputación de cualquier marca, ya sea vista como una prestadora de servicios, distribuidora de productos o empleadora. Esta premisa debe, por tanto, ser atendida en cualquier oportunidad; desde una vacante laboral hasta una ejecución publicitaria son muchos los aspectos que inciden en la construcción coherente de la imagen de cualquier empresa.

Las cifras alrededor de este tema son claras en lo que se puede perder cuando una marca, no importa si hablamos de una firma comercial, una ONG o una entidad de gobierno, deja de lado la coherencia.

Marcas coherentes, la exigencia 

Generar una experiencia de marca real -elemento que se ubica como un activo de negocio invaluable- es un tema que va más allá de activaciones o majestuosas campañas con grandes inversiones en tecnología. El tema se orienta con mayor fuerza a construir marcas coherentes en todos los sentidos y a través de todos los puntos de contacto disponibles.

Así lo revelan los resultados de un reciente estudio realizado por Software Advice, el cual indica que al hablar de experiencia de marca y fidelidad, el 41 por ciento de los consumidores refirió que la coherencia de una marca es el elemento que mayor influencia tiene, aspecto que se ubica por encima de la autenticidad (15 por ciento), la relevancia (6 por ciento) y la transparencia (2 por ciento).

Recordemos que si la experiencia del cliente no coincide con la reputación que profesa, el 50 por ciento de los consumidores está dispuesto a comprar productos de una marca de la que nunca había oído hablar de antes, de cuando con Goldsmiths University.

No se contratan fumadores 

Dentro de esta ecuación y considerando las cifras anteriores, llama la atención una reciente vacante publicada por la Organización Sin Fines de Lucro (ONG) Refeacciona, misma que ahora mismo se encuentra en búsqueda de un candidato para cubrir el puesto de coordinador de estrategia de comunicación.

La oferta de trabajo parece ser común. Luego de explotar las funciones principales del puesto y los requisitos que busca en el candidato, explica las condiciones de pago y remuneración. 

Adicional entrega los datos de contacto y explica que se trata de un proyecto con duración de un año con opción a renovar el contrato con base en los objetivos y logros alcanzados.

El detalle de la vacante se lee al final de la misma en donde se profesa un párrafo que aunque intenta ser coherente podría resultar contradictorio.

En el mencionado párrafo se lee: “Refleacciona es una organización sin fines de lucro, uno de sus objetivos es la Salud y la promoción de espacios libres de humo de tabaco, razón por la cual NO CONTRATAMOS FUMADORES”.

¿Falta de coherencia?

En este punto, es importante indicar que tal y como se profesa en su sitio web, Refleacciona es una ONG  que busca “transformar positivamente a la sociedad mexicana, a través de la incidencia en espacios públicos, seguridad vial, salud y bienestar, y, el desarrollo de estrategias sociales. Construimos cambios sociales en alianza con organizaciones gubernamentales, sociedad civil, iniciativa privada y población en general”.

Su misión sentada en su sitio web dicta que se trata de “incidir en la transformación positiva de México mediante la construcción corresponsable de mejores espacios públicos, seguridad vial eficiente, proyectos de salud y bienestar, así como estrategias sociales de alto impacto”.

Con esto de antesala, la anotación en su vacante podría tener todo el sentido y coherencia; no obstante, también podría ir en contra de su objetivo de “transformar positivamente a la sociedad mexicana”, si consideramos que su condiciones laboral bien podría leerse como un acto discriminatorio.

El asunto no es menor. Y es que aunque la ONG defiende sus principios desde la vacante, su decisión explicita de no contratar fumadores puede ser leído como un tema de discriminación laboral.

Desde hace algunos años ya se indicaba que en México, la relación de discriminación por apariencia es de tres mujeres por un hombre, siendo el estilo de vida uno de los estereotipos que se han vuelto cruciales para los empleadores, que privilegian la contratación de personas “con aspecto sano y sin adicciones sociales evidentes”, según un estudio de Gobierno de Calidad.

Si bien se sabe que el tabaquismo es un problema grave de salud y a pesar de que se han imputado diversas medidas para proteger a los no fumadores, lo cierto es que tampoco se pueden perder de vista los derechos de las personas que fuman, mismas que no pueden ser discriminadas por esta situación.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados