Neurociencia: lo que el profesional del marketing debe saber

neuromarketing-neurociencia
Foto: Bigstock

El neuromarketing está íntimamente relacionado con una ciencia interdisciplinaria relacionada estrechamente con otras disciplinas: la neurociencia.

Esta se vale de elementos como los marcadores somáticos, que de acuerdo con Martin Lindström en su texto “Compradicción, verdades y mentiras de por qué las personas compran”, son asociaciones entre dos elementos incompatibles, mucho más memorables que las asociaciones cotidianas que realiza el cerebro.

El neuromarketing, aplica técnicas que pertenecen a la neurociencia, y ésta se conjunta a la mercadotecnia tradicional y digital, con el objetivo de entender mejor cómo se llevan a cabo las decisiones de los consumidores.

Existen diversas ramas de la neurociencia directamente relacionadas con el neuromarketing; por ejemplo, la neurolingüística, que estudia los mecanismos neuronales del cerebro que controlan la adquisición, la comprensión y el enunciado del lenguaje.

En este sentido, también es estrecho con la neurociencia computacional, en la que se usan ordenadores para simular y modelar funciones cerebrales, y aplicar técnicas de matemáticas, física y otros campos similares para estudiar la función cerebral.

O la neurociencia cultural, que analiza las creencias, las prácticas y los valores culturales que configuran y moldean el cerebro, las mentes y los genes en distintos lapsos.