CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Netflix y otras marcas más se pronuncian a favor de Simone Biles y apuestan por la salud mental

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Esta semana, la gimnasta olímpica estadounidense Simone Biles causó un gran revuelo luego de tomar la decisión de retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio para priorizar su salud mental
  • Netflix y otras marcas se unen a Simone Biles y Naomi Osaka en pro de la salud mental en el deporte
  • Tanto Biles como Osaka han causado una revuelta en redes sociales al poner en la discusión el tema de la exigencia máxima y su repercusión en la salud mental
  • Esto podría dar la pauta para que en otras competiciones se priorice el bienestar emocional para el bien de los atletas

Esta semana, la gimnasta olímpica estadounidense Simone Biles causó un gran revuelo luego de tomar la decisión de retirarse de los Juegos Olímpicos de Tokio para priorizar su salud mental.

Las olimpiadas del 2021, que en términos oficiales son las del 2020, se están llevando a cabo en contexto muy delicado y complejo, gracias a la presencia del Covid-19 y su inevitable peligrosidad.

Desde antes, incluso, de iniciar, comenzaron a contarse casos positivos de la enfermedad y al día de hoy ya van más de más de 150 nuevos contagios y en las últimas 24 horas se añadieron otros 24 más.

En Japón, país anfitrión, la situación no parece ser nada alentadora, pues este jueves registró 3 mil 865 nuevos contagios, poniendo en alerta a las autoridades del país nipón, razón por la que. el gobierno ha contemplado ampliar el estado de emergencia sanitaria.

Todo esto se suma a la presión de competir en una competencia que exige dar lo mejor de sí, incluso más que eso. Presión que pocos pueden soportar o sobrellevar de mejor manera, pero que, indudablemente, no debe tomarse a la ligera.

Los atletas, todos, están prácticamente a realizar esfuerzos de más, tanto físicos como mentales; se compita bajo la idea de que ser el mejor, y eso tiene, si bien sus beneficios, muchas contradicciones y complicaciones hasta para la salud física.

En otras palabras, las exigencias en este tipo de competiciones muchas veces sobrepasan a los propios atletas, y más cuando llevan años sin parar y presionándose a sí mismos en aras de conseguir el triunfo.

Esta serie de temas han vuelto a relucir desde que Simone Biles anunció su retiro de la competencia debido al desgaste mental que estaba experimentando.

A su vez, la tenista japonesa Naomi Osaka también optó por salir del Abierto de Francia y Wimbledon apelando al tema de la salud mental.

Tan solo este par de acciones han sido suficientes para marcar una pauta dentro del deporte en general, poniendo el ojo en el importante tema de cuidar no únicamente la salud física, que es indispensable para competir en el máximo nivel, sino también la salud interior, cuidar la mente y el desgaste emocional.

Ante ello, en tiempos donde estos temas se vuelto parte de la agenda pública, diversas marcas como Netflix, Cartoon Network, Calm, Athleta, Visa e incluso Barbie, entre muchas otras, han manifestado no solo su apoyo a Simone Biles y Naomi Osaka, sino que se han pronunciado a favor de trabajar más en la salud mental en el deporte.

Urge hacer mejoras en beneficio de los atletas

 

No es un tema nuevo. De hecho, desde hace años se ha hablado del tema, sobre todo, en el futbol profesional, donde los jugadores suelen estar en tres o cuatro (a veces hasta cinco) competencias en una misma temporada.

Cada una de estas competiciones, por supuesto, son de máxima exigencia; muchos viajes, pocos minutos de descanso, muchos estados emocionales alterados, entre otras cosas. Igualmente, la salud física ha sufrido los embates de estar en constante exigencia máxima.

Por mencionar un ejemplo, podemos citar el caso del jugador danés, Christian Eriksen, quien en la reciente Eurocopa sufrió un colapso en pleno partido y estuvo a punto de fallecer en el campo ante una gran multitud.

Casos como el de Eriksen y otros más añejos que terminaron, lamentablemente, en pérdidas irreparables, ya se an puesto sobre la mesa para tratar de reducir el número de competencias y dar más descanso a los futbolistas.

Es casi el mismo caso que sucede con Simone Biles y Naomi Osaka, quienes, a través de su trayectoria, han vivido al límite, presionadas por superarse a sí mismas y ser las mejores.

Ahora lee:

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados