Netflix revela la petulancia de Maradona, ¿echa tierra a su branding personal?

  • Los documentales son capaces de revelar la verdadera personalidad de las celebridades de varios ámbitos.

  • Netflix presenta Maradona en Sinaloa, que muestra la estadía del astro del futbol como entrenador en México.

  • La petulancia del icónico deportista se revela en diferentes momentos de esta producción.    

Si existe una figura verdaderamente trascendental en la historia del futbol global después de Edson Arantes do Nascimento, Pelé -o tal vez a su altura o quizás hasta por encima de él-, ese es Diego Armando Maradona, leyenda del balompié argentino que desde la década de 1980 sorprendió a la afición de su país y del mundo entero con su talento para jugar y por importantes títulos obtenidos, entre ellos, el campeonato Mundial de Futbol de 1986, en México.

Sabido es también que a lo largo de su trayectoria, Maradona ha cosechado lo mismo éxitos que fracasos, estos últimos marcados casi siempre por su lucha contra las adicciones y por los problemas de salud que sus malos hábitos le han granjeado. Esta situación lo ha colocado siempre en el ojo público y ha hecho que genere infinidad de simpatías, pero también la crítica de otras personas.

El ex futbolista y ahora entrenador argentino es el protagonista de un nuevo documental producido por la plataforma de streaming Netflix y en él se revelan muchas de las actitudes que han provocado la animadversión de muchas personas, petulancia, arrogancia y ciertas acciones violentas hacia los demás.

El título de la producción es Maradona en Sinaloa y a través de Twitter y otras redes sociales es posible apreciar una secuencia del documental que ha alcanzado la viralidad en las últimas horas. En ella, se aprecia al director técnico conviviendo con aficionados en el estadio Estadio Banorte, casa de los Dorados de Culiacán, equipo que fue entrenado por Diego Armando hasta mediados de este 2019.


Notas relacionadas


 

Pero la convivencia se torna violenta en el momento en que Maradona estalla contra los aficionados -muchos de ellos, niños- porque ellos lo nombran “Diego”.

“Si siguen gritando “Diego”, me voy a la mierda. Yo estoy acá respetándolos a ustedes, ustedes respétenme a mí. La próxima vez que griten “Diego, Diego, Diego” me voy. No tengo ningún problema yo”, se le ve decirle a varios decepcionados aficionados.

La acción se ve reflejada en muchas publicaciones en Twitter que ya colocaron el apellido del entrenador argentino entre las tendencias a a través de esta red social.

¿Documental contraproducente?

Si bien la vocación originaria de los documentales es la de mostrar hechos de la realidad, esta condición hace que sea expuesta la verdadera personalidad de quienes ahí aparecen, lo que los coloca en una situación de vulnerabilidad ante las audiencias.

En este caso, marca personal de Maradona, que en otras épocas ha estado colocada en el ojo púbico por sus escándalos de drogas y de salud, se vería nuevamente afectada, por lo menos, ante la afición y opinión pública de México.

Si bien eso pareciera no tener importancia dado que el astro del futbol ha hecho prácticamente tosa su carrera en su natal argentina y en algunos prestigiados clubes de las ligas europeas, lo cierto es que su marca personal en México debería importarle por tratarse de una país con una gran vocación futbolística y un alto índice de población, además de ser un país en donde ha podido desarrollarse como entrenador y en donde se le recuerda por la histórica victoria que la selección nacional de su país obtuvo frente a la escuadra alemana, en la final de México 1986.

Recibe las gráficas del día con las noticias más importantes de mercadotecnia.