Netflix: la clave de su éxito proviene de una casualidad, que hoy todos envidian

Netflix-Streaming-Bigstock
Imagen: Bigstock
  • Netflix tiene más de 151 millones de usuarios y reporta ingresos por más de 4.9 mil mdd

  • Hoy domina el mercado de video streaming, una posición deseada por Disney, Warner Media, Apple y Amazon Prime, entre otras

  • Sin embargo, el éxito de la de Los Gatos tiene su origen en un hecho fortuito

Desde la irrupción de Netflix en la industria del entretenimiento ha provocado muchos cambios, para muchos resultaría difícil entender el panorama actual sin las plataformas de video streaming, un mercado en el que la de Los Gatos, California es la que manda, una posición que hoy es deseada por gigantes de la industria y que pocos saben que se debe en gran medida a la casualidad.

Hablamos de que el mercado de video streaming ya representa un valor de 24 mil millones de dólares a nivel global, pero que no parará de crecer, de acuerdo contados de Statista. De hecho ya cuenta con más de mil millones de usuarios.

Sin duda, Netflix actualmente es la que manda en el sector, sus más de 151 millones de usuarios e ingresos por más de 4 mil 923 millones de dólares (en el 2T de 2019), así lo constatan, pero a su caza están un gran numero de compañías (Amazon Prime Video, Hulu, Apple, Disney, Warner Media, NBCUniversal, Viacom), muchas de ellas ya eran gigantes antes que la de la empresa liderada por Reed Hastings existiera.

Una casualidad producto del marketing

Si todas las compañías que buscan superar a Netflix supieran que cualquiera pudo ocupar su lugar, seguramente se darían de topes. Y, es que un simple pero contundente accidente producto del marketing dio el ingrediente principal de la receta que la catapultó al éxito.

Así lo reveló Mitch Lowe, uno de los co-fundadores de la compañía, quien dijo que todo tiene su origen en un comentario que hizo un participante de un Focus Group y que escucharon casi por casualidad, de acuerdo con un reporte de la agencia EFE.

El hoy presidente de Redbox y CEO de MoviePass contextualizó que fue en la década de los noventa, época en la que Netflix aún rentaba DVDs mediante suscripción, un proceso que requería de tres días para entregar la petición del cliente. Su modelo de negocio le atrajo a alguien pues en recibieron una oferta de 25 millones de dólares por poner publicidad en sus envíos.

La oferta fue la que dio origen a la necesidad de realizar estudios de mercado, entre ellos, el Focus Group en el que escucharon aquel comentario:

“Al terminar un ‘focus group’ un joven se iba mientras decía: ‘cuando pedí la película quería una comedia, pero tres días después cuando la recibí quería ver un drama, (…) Nos dimos cuenta que la velocidad era lo importante, dejamos de pensar en la publicidad y todo se enfocó en la velocidad de entrega”, expuso Lowe.

Las palabras del ejecutivo se dieron en el contexto del Foro Go 3, evento de networking dirigido a empresarios y emprendedores, mismo que es celebrado en la ciudad de León, Guanajuato, México, al que en esta tercera edición asisten diez ponentes internacionales: Guy Kawasaki, Ex Chief Evangelist de Apple; Marcus Dantus, CEO de Startup México; y Mitch Lowe, Co- Fundador de Netflix, entre otros.

Dos lecciones que toda marca debe aprender

Un simple comentario se convirtió en una semilla que, en los oídos adecuados germinó para dar fruto a diversas ideas que, a la postre, transformarían a Netflix en el monstruo de la industria del entretenimiento que actualmente es, sin tener el tamaño, infraestructura y poder económico que otras grandes compañías, que deja algunas lecciones que desde emprendedores hasta las grandes marcas deben aprender:

1. “Sabíamos que algo venía. En 1998 era impensable ver videos a través de Internet, pero sabíamos que estaba evolucionando rápidamente. (…) Tomó 10 años para que pasáramos de enviar los DVD al servicio de streaming -lanzado en 2008-, (…) Para ser innovador, se necesita un gran equipo y mucha perseverancia”, expuso. El comentario del participante pudo pasar desapercibido en la mayoría de las sesiones, pero Lowe y su equipo tuvieron la inteligencia de escucharlo y capitalizarlo.

2. “Los grandes estudios estaban aterrados porque pensaban que Netflix sería exitosa, y tenían razón: Netflix se convirtió en un estudio capaz de competir con Disney y Fox, entre otros, pero ellos hicieron todo para evitar que el negocio fuera exitoso, y hoy eso es historia antigua”, contó el ejecutivo que también recordó cómo cuando fundaron la compañía recibieron comentarios de que era una “pésima idea”. El aprendizaje compartido fue, no darse por vencidos y al mismo tiempo crear alianzas estratégicas que permita a las nuevas empresas resistir los embates de las grades corporaciones que podrían ver amenazada su posición ante el éxito de una joven marca.

Anúnciate en la edición especial "Guía de Compras 2020" de la Revista Merca2.0. Regístrate gratis aquí.