CFAH

Suscríbete a Merca2.0 y accede a más 3,500 artículos exclusivos a suscriptores. Haz clic aquí

Netflix compra RDSC y promete universo sobre Willy Wonka

Share on facebook
Share on linkedin
Share on whatsapp
Share on pinterest
Netflix adquiere Roald Dahl Story Company (RDSC) para sumar contenido y seguir liderando el mercado del streaming.

Netflix compró la empresa que opera los derechos de las obras del autor británico Roald Dahl, Roald Dahl Story Company (RDSC), un verdadero gigante del negocio de la literatura infantojuvenil y propietaria, entre otros títulos, de la novela “Charlie y la fábrica de chocolate”, que llegó un par de veces a las salas de cine.

La compra por parte del servicio de streaming más importante por cantidad de suscriptores se hizo por un monto que no fue dado a conocer por ninguna de las compañías.

En 2018, Netflix y Roald Dahl Story Company (RDSC) firmaron un acuerdo de trabajo conjunto para llevar al streaming algunas de las obras de Dahl, que vendieron más de 300 millones de libros en todo el mundo.

Sus trabajos han sido traducidos a más de 60 idiomas y son un tesoro casi inexplorado por el cine, en muchos casos. El objetivo de hace tres años de Netflix era adaptar a series de animación los grandes éxitos de Dahl.

En este marco, Taika Waititi, director nacido en Nueva Zelanda y ganador de un Oscar por “Jojo Rabbit”, está trabajando en una primera entrega de una serie centrada en el universo de “Charlie y la fábrica de chocolate”.

Ahora, con la adquisición de RDSC, hoy conducida por el nieto del escritor, Luke Kelly, Netflix pretende ir más lejos con el proyecto de edición, y apuntar a juegos, a obras de teatro, experiencias inmersivas y productos de marketing y merchandising.

Netflix compra RDSC y habrá universo sobre Willy Wonka

Nacido en Gales, aunque con padre y madre noruegos, Dahl murió en 1990 a los 84 años. Obtuvo fama global con sus cuentos para adolescentes, como Matilda y Las Brujas. En general, sus obras están centradas en adultos que hacen el papel de personajes malvados.

El acuerdo tiene planeado aproximadamente mil millones de dólares en gastos de producción.

Además, Netflix está trabajando con Sony y Working Title en una adaptación de “Matilda The Musical”.

“Estas historias y sus mensajes sobre el poder y la posibilidad de los jóvenes nunca han sido más actuales que ahora”, dijo Ted Sarandos, codirector ejecutivo y director de contenido de Netflix. “A medida que llevemos estos cuentos atemporales a más audiencias y en nuevos formatos, nos comprometemos a mantener su espíritu, aunque agregando un poco de magia fresca a la combinación”, agregó.

Según Variety, los 25 trabajadores de RDSC seguirán en sus puestos; y RDSC funcionará como una unidad autónoma dentro de Netflix.

Netflix y el contenido

El contenido es clave para que Netflix (o cualquier servicio de streaming) logre seguir en carrera en el congetionado mercado actual.

Uno de los últimos lanzamientos de la compañía estadounidense es “El juego del calamar”, una perturbadora serie que arrasa en la plataforma.

Proveniente de Corea del Sur, se ha situado entre lo más visto de Netflix a partir de su enigmática trama.

El juego del calamar, de nueve episodios, trata sobre Gi-hun, un joven en bancarrota que se suma a una extraña competencia ante la necesidad de ganar dinero de forma sencilla.

Suscríbete al contenido premium de Merca2.0

De Madrid a la Ciudad de México, la fuente más confiable de estrategias de mercadotecnia a nivel global. Una mirada a las estrategias de las grandes marcas y las tendencias del consumidor.

Más de 150,000 mercadólogos inscritos en nuestros boletín de noticias diarias.

Premium

Populares

Únete a más de 150,000 lectores

Regístrate a nuestro newsletter en la siguiente forma y recibe a primera hora las noticias más importantes de mercadotecnia, publicidad y medios en tu correo.

Más de Merca2.0

Artículos relacionados

Rebranding

Rebranding ¿cómo, cuándo y porqué hacerlo?

Rebranding, consiste en una estrategia de marketing en la que se busca generar un cambio, contemplando el nombre, diseño, logotipo, textos, tipografía, estructura, entre otros, recordando siempre mantener la esencia de la firma.