Históricamente, los programas en formato de reality show han demostrado ser una ancla para las casas productoras y cadenas televisivas para ganar rating. El relanzamiento de programas como La Academia o Mira quién baila son claro ejemplo. Ahora Netflix quiere competir con Televisa y TV Azteca en este campo, luego de anunciar su primer reality show mexicano.

Mediante un comunicado de prensa, la plataforma de streaming anunció el lanzamiento de Made in Mexico, su nueva producción en dicho formato que seguiría la vida de ciertos “socialités de la Ciudad de México y sus opulentos estilos de vida”.

Así, la apuesta de la marca tendrá como protagonistas a nueve miembros bien conocidos de la “alta sociedad”, para revelar “las vidas imperfectas de una élite aparentemente perfecta”. Entre lis participaciones se escuchan nombres como Pepe Díaz, Kitzia Mitre, Carlos Girón Longoria, Liz Woodburn, Columba Díaz, Chantal Trujillo, Roba Checa, Shanik Aspe y Hanna Jaff.

La serie será una producción de Love Productions USA e incluye a Richard McKerrow, Kevin Bartel y Brandon Panaligan como productores ejecutivos y Lauren Volonakis y Matthew Moul como co productores ejecutivos.

De manera global, la apuesta se estrenará a nivel global el próximo 28 de septiembre desde la plataforma on demand.

¿Competencia para Televisa y TV Azteca?

Como lo han venido realizando desde hace 16 años, Tv Azteca y Televisa se subieron este verano de nuevo en una batalla por el mayor registro de audiencias en su oferta de programación dominical y nuevamente lo hicieron con emisiones bajo el formato de reality show: La Academia contra Mira quién baila.

Datos de la empresa especializada en audiencias televisivas Nielsen Ibope indicaron que en esta nueva batalla fue Mira quién Baila quien ganó mayor audiencia que el programa de TV Azteca al registrar 2 millones 483 de televidentes, con lo que superaron a su rival con un porcentaje de 83.89 por ciento. En este sentido, es importante mencionar que la emisión de Televisa arrancó el pasado domingo 29 de julio, mientras que La Academia lo hizo tres semanas antes.

Con esta apuesta, Netflix entra a la batalla y aunque no se sabe la manera en la que se entregaran los capítulos de la serie es probable que, como lo hizo con la serie de Luis Miguel, utilice el horario Prime Time dominical para hacerlo.

La amenaza para las televisoras no es menor si consideramos que la plataforma en streaming cada vez gana un mayor número de adeptos. De hecho, el riesgo no es solo para la TV abierta; programas de celebridades en dicho formato firmados por canales como Fox, Discovery y demás emisiones restringidas también tendrán un nuevo competidor.