Nanoinfluencer: ¿Qué es y cómo puedes trabajar con uno de ellos?

Nanoinfluencer: ¿Qué es y cómo puedes trabajar con uno de ellos?

¿Qué es un nanoinfluencer?

Según lo refiere información de The Guardian, un nanoinfluencer es aquel individuo digital que cuentan con una base de seguidores que alcanza a las mil personas y máximo a 5 mil, hablamos de que estos realmente no son individuos famosos. Un nanoinfluencer incluso podría ser cualquiera de tus amigos populares en instagram, que consigue varios likes y comentarios con sus publicaciones, y tienen buen contenido, incluso tú podrías ser un o una nanoinfluencer.

Además, entre sus características destaca que es altamente probable que nunca hayan trabajado con una marca antes, solo que simplemente son buenos en el mundo del social media y ello los hace atractivos para los mercadólogos. Para las marcas y los equipos de marketing resulta más fácil lidiar con un nanoinfluencer que con grandes personalidades como LuisitoComunica, Yuya o Pewdiepie. Normalmente no requieren de dinero, solo algunos productos gratis y una de sus grandes ventajas es que, pese a no tener tanto alcance, logran conexiones más estrechas y personalización en tiempo real para las marcas.

Por otra parte, BBC destaca que todo nanoinfluencer cuenta con al menos 5 características clave, estas son:

  • Autenticidad: Su voz es genuina por lo que las publicaciones que hacen sobre marcas o productos son más orgánicas, se pueden considerar recomendaciones directas.
  • Contenido atractivo: Debido a que sus comunidades están integradas por personas que comparten sus mismos intereses, su contenido siempre resulta atractivo e inspira, por ello consiguen un buen nivel de engagement.
  • Rentabilidad: Invertir en ellos es mucho más barato que hacerlo en la publicidad convencional, no están ligados a agencias ni cuentan con altas tarifas involucradas para participar con una marca.
  • Fácil trato: Al no tratarse de celebridades, es más simple establecer contacto con ellos y tratarlos, además, el nanoinfluencer conoce el producto y es quien se encarga de distribuir la promoción directamente.
  • Potencial de crecimiento: Tal como mencionamos arriba, son personas populares en su red y por ello tienen el potencial para ir escalando niveles, es decir, convertirse en micro, macro o mega influencers.

Un nanoinfluencer representa una alternativa interesante al desarrollo del influencer marketing y si estás considerando trabajar con ellos, considera estas 5 recomendaciones para hacerlo:

¿Cómo trabajar adecuadamente con un nanoinfluencer?

  • Ponlos del lado correcto del presupuesto

Los nanoinfluencers representan una medida que puede ser extraña para el influencer marketing tradicional, son difíciles de acumular a escala y representan desafíos en cuanto a gestión y medición que pueden hacer de cualquier campaña un dolor de cabeza, por ello, en lugar de trabajar con ellos de la misma forma en que se haría con un influencer de mayor tamaño y los medios pagados, donde las diferencias son demasiado evidentes, los nanoinfluencers deben gestionarse en un espacio más adecuado, el de los medios ganados.

  • Mantén los pagos en efectivo bajos o nulos

A diferencia de los influencers de “primer nivel”, los cuales pueden demandar cantidades considerables de dinero como pago por una simple publicación en sus redes sociales, los nanoinfluencers pueden resultar más convenientes desde el apartado económico, muchos están dispuestos a trabajar a cambio de comida o cualquier cosa que les estés pidiendo promover, otros tantos están en esto solo por diversión y pasión, es decir, no esperan poder ganarse la vida siendo nanoinfluencers. Aun así, si solicitan dinero, la cantidad es más entendible, probablemente estarán felices con lo suficiente como para cubrir uno o dos meses de pagos de servicios básicos.

Tal como lo señala AdWeek, la naturaleza de su contenido y las conexiones personales fomentadas por su base de seguidores no tan amplia, hacen que un nanoinfluencer sea perfecto para ayudar a difundir la publicidad de boca en boca a cambio de algunos regalos de vez en cuando. Este tipo de esfuerzos con ellos puede ser mejor para el cumplimiento de metas que otros más ambiciosos que implican trabajar con grandes personalidades.

  • Usa organizaciones o grupos para llevar las cosas a escala

Debido al tamaño de sus comunidades y los alcances que pueden tener, los cuales solo representan una fracción de los números de un microinfluencer normal, se requiere de muchos de ellos, así como de mucho tiempo y esfuerzo, para armar una campaña de tamaño razonable que deje ver resultados. No obstante, al trabajar con nanoinfluencers las cosas pueden hacerse de otro modo. La idea a destacar aquí es que para ahorrarse la tarea de identificar uno a uno a cada nanoinfluencer, se trate de identificar a montones de ellos usando las organizaciones o grupos a los que se encuentran afiliados. Por ejemplo, si te interesan los ciclistas, puedes acudir a organizaciones relacionadas con esta actividad para identificarlos. Este puede ser un perfil que muchas marcas pueden apalancar, los primeros que logres reclutar pueden ayudarte a sumar a más nanoinfluencers para armar de forma más rápida una red que permita el desarrollo acelerado de campañas.

  • Mantén un estricto control sobre los mensajes

En campañas con influencers de mediano o gran tamaño, es común que se les de el control total del desarrollo de esfuerzos creativos, después de todo, saben que es lo que funciona y gracias a ello hoy tienen cientos de miles de seguidores, además, resulta adecuado pues se busca apalancar su personalidad y estilo para promover a la marca y los productos. No obstante, existe cierto riesgo al trabajar de esta forma si es que el influencer se deja llevar por algo o se mete en problemas, por ejemplo, decide simular una acto sexual con una bandera… Con un nanoinfluencer, mantener un estricto control sobre los mensajes es posible y esto puede ser de gran ayuda para maximizar el impacto y evitar cualquier conflicto o problema en que cualquier otro influencer mainstream puede caer (y dañar a sus patrocinadores). Al trabajar con nanoinfluencer es posible determinar qué hacer, cuándo y cómo.

  • Aprende de ellos

Finalmente, al trabajar con un nanoinfluencer o con varios, considera que la pequeña escala y el nivel de intimidad existente representa una oportunidad interesante para aprender. Si bien el medir las acciones es un reto, no está demás el considerar métricas extra con los nanoinfluencers, algunas relacionadas con los tipos de contenido o creadores que generan mejores resultados, los clics y el engagement. Estos insights pueden ayudar a pulir las campañas futuras y conseguir mejores resultados.