Muchos mercadólogos se encuentran en la oscuridad cuando se trata de conocer la fuente de tráfico

En ocasiones, los editores se dan cuenta de que no alcanzan las expectativas de audiencia y deben recurrir a la adquisición de trafico de terceras partes. Es un concepto que a muchos profesionales estadounidenses les ha estado rondando por la mente. Y es que según un estudio, un 34 por ciento no esta familiarizado con las fuentes de tráfico.

Según la investigación de abril de 2016, de la  Association of National Advertisers (ANA) sobre el concepto de fuentes de tráfico, mientras poco más ed un tercio reportaba no estar familiarizado, un 27 por ciento aseguraba estar levemente familiarizado y un 20 por ciento moderadamente.

En el otro extremo, un 5 por ciento señaló que estaba extremadamente familiarizado y un 14 por ciento que este concepto le era muy familiar. Sin embargo, uno de los datos más interesantes, se relacionaba con que un 54 por ciento no estaban seguro si alguna de sus compras de medios digitales, incluía alguna forma de fuente de tráfico.

Mientras muchos anunciantes usan las fuentes de tráfico para alcanzar sus cuotas de visitas, la práctica puede permitir incursiones para el fraude y el cibercrimen. Y temas como los fraudes por click y tráfico bot son muy preocupantes para los mercadólogos y las agencias de medios en estos momentos. De hecho, según un estudio de MyersBizNet realizado en mayo de este año, esta es precisamente una de las grandes preocupaciones del sector.