Mucho branding con la serie de Luis Miguel, pero en vivo el cantante no causa el mismo efecto

Imagen de Twitter @LMXLM
  • La serie de Luis Miguel logró un aumento en reproducciones de sus canciones en Spotify del 200 por ciento

  • Las presentaciones del cantante no gustan a los asistentes

  • Este efecto podría generar un impacto negativo a su branding personal

El revuelo causado por la serie autobiográfica de Luis Miguel llevó a que durante las semanas de sus capítulos de estreno, las redes sociales se llenaran de comentarios acerca de las ‘Saboritas’, el comandante Tello o “Culpable o no”.

De igual forma, el éxito del show se reflejó en el aumento de alrededor del 200 por ciento en las reproducciones de las canciones de “Sol de México” en la plataforma digital Spotify.

Derivado de este boom en su branding personal y alejado de los problemas se voz, sobrepeso e incluso de una demanda por incumplimiento de contrato por parte de Alejandro Fernández, el cantante reinició sus presentaciones en vivo.

Sin embargo, en las últimas actuaciones la actuación de ‘Micky’ ha dejado qué desear e incluso lo han abucheado; de acuerdo con diversos reportes, durante su último espectáculo, realizado el lunes, la falta de participación de Luis Miguel en las canciones provocó el enojó del respetable.

Y aunque el cantante hizo caso omiso a los mismos, poco a poco el público se comenzó a impacientar hasta que se hizo evidente el descontento.

Implicaciones futuras.

Luis Miguel estará en el imaginario colectivo durante el próximo año ya que prepara una serie de presentaciones por el sur del continente, además de que se espera la salida de la segunda temporada en Netflix y Telemundo.

De tal modo que para el artista será obligatorio mejorar sus presentaciones ya que, de seguir así, ocasionará un impacto a su branding.

Asimismo, las repercusiones de estos hechos pueden causar un menor interés por la serie o que se llene de comentarios negativos a la salida de los mismos, lo que alcanzaría también a los protagonistas de la serie.