Momento de verdad

El formar parte de una organización conlleva varias responsabilidades más allá de cumplir con los objetivos del negocio para los cuales hemos sido contratados.

Advertisement

Como parte de un equipo somos co-responsables del éxito o del incumplimiento de las metas de la organización, por lo que debemos generar un momento de verdad en tres células:

  • Colaboradores del equipo
  • Líder del equipo

Y quizás el más importante, el momento de verdad en uno mismo, siendo este el quizás el más complicado debido a que se requiere de humildad y auto diagnóstico.

Pero, ¿cómo impactan estas sesiones en nuestro vida laboral?

  • Clarifica el rumbo de las estrategias
  • Suma los talentos y las habilidades
  • Genera “darte cuenta” por medio de insight de los aciertos para poder replicarlos
  • Identifica aquellos elementos por los cuales no hemos podido cumplir los objetivos
  • Estimula la creatividad
  • Interrumpe la monotonía laboral

Las sesiones de momento de verdad deben tener ciertos componentes que fomenten la construcción y no la destrucción, ya que si no cuidamos lo mínimo indispensable, podremos caer en zonas grises haciendo loops interminables y en ocasiones, en crearnos sentimientos o negativos transferidos por otras personas.

En psicología llamamos “transferencia” a esos momentos los cuales llevan una carga emocional e incluso afectiva, por lo que es sano tener en cuenta:

  • Ser asertivo, es decir expresar la acción vista, el un tiempo determinado que haya causado una emoción en primera persona (lo que afecta a uno no afecta varios, es totalmente personal)
  • Transparencia, no ocultando información
  • Evitar juicios anticipados o prejuicios, ya que sesgan la objetividad e interfieren en el análisis de información
  • Ser honesto, un valor que rompe toda barrera de comunicación
  • Ser confiable, el cual debe ser visto en la conducta de coherencia, no puedes dar algo a alguien si tu no lo tienes, o no puedes pedirle algo a alguien que tu no puedas dar
  • Escuchar atentamente y sin interrupciones
  • No te tomes nada personal, recuerda que siempre que nos comunicamos transferimos emociones las cuales solo le pertenecen a la persona que los siente, por lo que no debemos adjudicarnos emociones que no son nuestras (tanto las positivas como las negativas)
  • Evitemos las palabras o personas tóxicas, si el comentario no va a construir o bien no vamos a aportar en “brincar el bache”, hagamos a un lado el pensamiento o incluso a la persona

Y quizás el más complicado, HUMILDAD, que el nadie tiene el conocimiento total y pleno, cómo dijo Miguel de Cervantes “la humildad es la base y fundamento de todas las virtudes, y que sin ella no hay alguna que lo sea”.