Durante el medio día de este jueves, Spotify se convirtió en tendencia luego de que cientos de usuarios reclamaron la desaparición de Safaera, tema interpretado por Bad Bunny, Ñengo Flow y Jowell y Randy, que durante esta cuarentena ha ganado especial relevancia.

Para la plataforma de música en streaming, esta situación se ha posicionado como una peculiar crisis de marca que la ha llevado a ocupar las primeras posiciones dentro de las tendencias en el mercado mexicano durante todo el día con un total de tweets acumulado de 615 mil tweets.

Hasta el momento del cierre de esta nota, Spotify no ha indicado las razones por las que el tema musical se ha eliminado de su servicio y ante no tener respuesta, el consumidor ha comenzado a llamar a un boicot en contra de dicha plataforma de entretenimiento.

Mientras unas pierden otras ganan

Lo cierto es que en medio de esta controversia que mucho usuarios han calificado como un ataque a Bad Bunny, la reconocida revista de la industria musical The Rolling Stone ha presentado su nueva portada, misma que está protagonizada por el cantante latino.

El movimiento de la revista es especialmente interesante si consideramos que Bunny ha generado un mercado polarizado alrededor de su marca personal: mientras para algunos es el cantante de moda, para otros es un exponente de la música urbana que poco vale la pena.

La realidad es que el interés alrededor del cantante ha ido a la alza más es tiempos de cuarentena y aislamiento, lo que la publicación ha buscado capitalizar no sólo mediante la imagen de su portada, sino a través del especial central de esta edición que se enfoca en la vida intima de esta personaje en medio de la pandemia.

Para Rolling Stone el movimiento se puede traducir en el acercamiento a un público que no necesariamente habría estado ligado a su contenido en tiempos atrás.

La publicación busca adaptarse a los nuevos estilos musicales que, cuando menos en búsquedas online han dejado por debajo a los máximos exponentes del rock clásico.

Spotify

Adaptarse al contexto

Lejos de lo hecho por Spotify, el movimiento de The Rolling Stone es una clara estrategia de marketing de contexto, en el que la firma busca adaptarse a las nuevas realidades e intereses de las audiencias para ganar relevancia en el mercado.

En este sentido, se prevé que los esfuerzos de comunicación y mercadotecnia que se relacionan con el contexto de las audiencias meta son 63 por ciento más eficaces que aquellos que no toman en cuenta este elemento, de acuerdo con un reciente estudio firmado por Zefr.

Para las marcas, pertenezcan a rubros tan nuevos como Spotify o sean tan convencionales como The Rolling Stone, entender el contexto del consumidor es una norma de supervivencia y aunque esto es reconocido por muchos equipos de marketing, la realidad es que pocas son las que en la práctica lo hacen con éxito.

Este tipo de movimientos a veces implica cambios radicales, en donde no todas las marcas están dispuestas a correr el riesgo.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299