Para nadie es un secreto que ahora las marcas se enfrentan a consumidores mucho más activistas, que no pasan por alto temas de racismo o discriminación. No importa si es una campaña o la declaración del CEO la que se opone a estos principios, las audiencias no tardarán en enjuiciar el acto y castigarlo mediante su consumo.

Recordemos los hallazgos de un reciente estudio firmado por 4A los cuales indican que el 67 por ciento de los responsables de mercadotecnia creen que los valores cambiantes están haciendo que las marcas se interesen más por la responsabilidad corporativa y el marketing basado en valores, al tiempo que los consumidores afirman que ven con buenos ojos a aquellas marcas que toman una postura positiva ante temas como la lucha contra el racismo, la inclusión o la igualdad.

La otra cara de la moneda

Lo cierto es que esta fórmula funciona a la inversa. El consumidor sabe reconocer y agradece con algo más que palabras.

La premisa ahora queda demostrada con la millonaria propina que recibió una mesera que decidió enfrentar al CEO de una compañía luego de que este expresara comentarios racistas hacia una familia asiática.

DE acuerdo con información publicada por diarios como The Daily Mail, el pasado 4 de julio, en un restaurante de Carmel Valley Village, ubicado en California, Estados Unidos, el CEO de Solid8, una pequeña empresa de tecnología de Sillicon Valley, identificado como Michael Lofthouse, insultó y ofendió a una familia asiática que celebraba en el lugar un cumpleaños.

Ante la situación, la mesera identificada como Gennica Cochran, cuestionó la situación pidió al CEO abandonar el lugar.

En un video que circuló en redes sociales se escucha a la mesera enfrentar al CEO de Sillicon Valley: “Vete, no eres bienvenido aquí (…) No le hables a nuestros clientes de esa manera. Vete ahora mismo (…) Ellos son muy valiosos”.

Después de que los hechos se hicieran virales en redes sociales, los internautas lanzaron una campaña en GoFundMe, para recompensar su acción, misma que con el nombre “Una gran propina para un héroe cotidiano”, logró recaudar 82 mil dólares (aproximadamente un millón 863 mil 231 pesos).

Empleados y el valor de la marca

Esta acción demuestra una vez más que el valor de los empleados para una marca no solo está en la cantidad de pendientes atendidos o en el volumen de producción que puedan generar en un día.

Este tipo de detalles, son los que convierten a los empleados en verdaderos embajadores de marca, rol en el que los hechos hablan más que una recomendación o un post en redes sociales.

Establecer acciones que tengan como fin lograr esta conversión resulta una gran inversión para cualquier empresa.

En este sentido, cabe mencionar que según los resultados de un reciente estudio elaborado por The Hinge Research Institute, el 79 por ciento de las empresas que apuestan por esta práctica aseguran que la visibilidad de sus marcas aumenta de manera considerable, situación que se repite en el 65 por ciento de los casos cuando se toman en cuenta el incremento del tráfico web, el recuerdo de marca y el engagement hacia la misma.

Asimismo, se prevé que cuando se establecen programas formales de esta naturaleza, el 65 por ciento de los empleados consideran que sus acciones ayudan a atraer y generar nuevos negocios, al tiempo que el 44 por ciento de los advocates afirma que su aportación es capaz de generar nuevas vías de ingresos para la empresa en la que laboran.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299