Marketing para pymes, 5 elementos para desarrollarlo mejor

Se tiene la creencia de que las pequeñas y medianas empresas no necesitan desarrollar acciones de marketing y promoción, pero nada más alejado de la realidad.

En realidad, el mercado es más complejo para los negocios pequeños, toda vez que no cuentan con la gran plataforma publicitaria como la que pueden pagar las empresas de gran envergadura… ante ello se hace necesaria la imaginación y la creatividad para optimizar, a bajo costo, las estrategias a aplicar.

Algunos elementos que no pueden faltar en tu estrategia de marketing se enumeran a continuación, fíjate cómo son objetivos que se pueden desarrollar con pocos recursos y muchísima creatividad.

1. Desarrollar un imagen corporativa. No importa el tamaño de la empresa, desarrollar una estrategia de promoción necesita de una imagen corporativa, consistente en elementos visuales –logotipo, isotipo, isologo, imagotipo-, eslogan y otros distintivos capaces de darle una personalidad propia, capaz de atraer a los consumidores.

2. Conocer bien al consumidor. Quizás esta acción debe desarrollarse desde antes de ejecutar cualquier otra estrategia. Existen múltiples maneras de descubrir lo que los consumidores quieren y la más efectiva es a través del contacto directo. Las redes sociales, el llenado de formularios y la atención directa con el público son efectivas y de bajo costo.

3. Servir al cliente. Los clientes son fundamentales y representan el mejor gancho publicitario para las marcas sin que importe el tamaño de la empresa. Si la marca ofrece un servicio de calidad, los consumidores divulgarán sus beneficios de boca en boca.

4. Administrar a los clientes.  ¿Cómo se puede lograr esto? A través de darle seguimiento por medio de una bitácora que contenga información sobre los propios clientes. Esta base de datos -nombre, teléfono, correo electrónico, redes sociales y, sobre todo, productos adquiridos o consumidos- será infalible para conocer a tus clientes y servirles mejor.

5. Genera valor con tu marca. No siempre se puede ofrecer un agregado al cliente, pero cuando puedas, ofrece un extra de producto. Si esto es imposible, recuerda que la calidad y calidez en el servicio representan por sí mismo un valor de marca.

SUSCRÍBETE AL CONTENIDO PREMIUM POR TAN SÓLO $299